Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Angela Merkel, de espaldas tras recibir a Recep Tayyip Erdogan a su llegada a la última cumbre del G20, el pasado 7 de julio en Hamburgo (Alemania)

(afp_tickers)

El llamamiento de la canciller alemana, Angela Merkel, a poner fin a las negociaciones de adhesión de Turquía a la Unión Europea (UE) obligó a sus socios del bloque a advertir este jueves contra las "decisiones precipitadas" sobre un aliado clave.

"Sabemos que hay problemas con los derechos humanos en Turquía, pero no soy favorable a interrumpir las negociaciones porque (...) esa no es una manera constructiva de avanzar", dijo el ministro de Exteriores finlandés, Timo Soini, a su llegada a una reunión con sus pares europeos en Tallin.

Las negociaciones de adhesión de Turquía a la UE comenzaron en 2005 tras años de resistencia de algunos países, como Francia, a admitir a un país de mayoría musulmana, pero ahora se encuentran prácticamente en punto muerto por las purgas de Ankara tras la intentona golpista de julio de 2016.

Pero, pese a que "las negociaciones están congeladas", como recordó este jueves el ministro belga, Didier Reynders, una Merkel sumida en plena campaña electoral se mostró partidaria el domingo pasado de poner fin al proceso de adhesión.

"Está claro que Turquía no debe convertirse en un miembro de la Unión Europea", declaró la conservadora jefa del Gobierno alemán en un debate televisivo con su rival en los comicios legislativos, el socialdemócrata Martin Schulz, desatando las críticas de Ankara.

El jefe de la diplomacia estonia, Sven Mikser, cuyo país asume la presidencia 'pro tempore' de la UE, advirtió este jueves contra las "decisiones precipitadas". "No pienso que la Unión Europea tome una decisión al respecto este año", agregó.

- 'Socio esencial' -

Exceptuando Austria, que desde hace más de un año pide poner fin a las conversaciones, y ahora Alemania, los otros países europeos se muestran reacios a esta opción, ya que Turquía es un socio esencial para hacer frente a la crisis migratoria y en la lucha contra el terrorismo.

El pacto cerrado en marzo de 2016 entre la UE y Ankara permitió reducir drásticamente la llegada de migrantes por mar a Grecia, que junto a Italia había hecho frente el año anterior a la llegada de más de un millón de personas.

Turquía, miembro también de la OTAN, es un "socio esencial en numerosas crisis que enfrentamos juntos", indicó este jueves en una entrevista al diario griego Kathimerini el presidente francés, Emmanuel Macron, quien llamó a "evitar rupturas" entre los 28 y Ankara.

"Trabajar juntos es obligatorio cuando se es vecino y nosotros lo somos", subrayó esta semana la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, quien llamó a mirar en el futuro "más allá de lo que se dice en las campañas electorales, en Turquía y en la UE".

El presidente galo, no obstante, consideró que las "preocupantes derivas" de Ankara en estos últimos meses "no pueden quedarse sin consecuencias, sobre el proyecto de la unión aduanera por ejemplo".

- Informe en 2018 -

La UE congeló el año pasado la apertura de nuevos capítulos en las negociaciones de adhesión y rechaza modernizar la unión aduanera con Turquía, mientras los ataques a los derechos humanos continúen.

Desde la intentona golpista de julio de 2016, el Gobierno del presidente islamista conservador, Recep Tayyip Erdogan, ha encarcelado a decenas de miles de periodistas, jueces, policías, soldados, profesores y diputados kurdos.

El comisario europeo de Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, prometió un "informe en la primavera (boreal) del próximo año a más tardar", para "ver cómo evoluciona la situación en Turquía" y ver si el país continúa cumpliendo con los criterios de adhesión.

Basándose en este informe, los 28 podrán tomar una decisión. Aunque se necesita la unanimidad para poner fin a las negociaciones, una suspensión de las mismas o de cientos de millones de euros de ayuda a Ankara en este proceso sólo necesitan una "mayoría cualificada", explicó Hahn.

"Turquía se aleja a pasos agigantados de Europa", dijo recientemente el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien confesó sus sospechas de que Erdogan espera que los 28 anuncien el fin de las negociaciones "para que la responsabilidad sea solo de la UE y no de Turquía".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP