Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Banderas de la Unión Europea en Alemania, el 20 de julio de 2015

(afp_tickers)

La gran mayoría de los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) expresaron este lunes su preocupación de cara a las negociaciones para un acuerdo comercial con el Mercosur y pidieron a la Comisión un estudio de impacto antes de avanzar en ellas.

"Los Estados miembros expresaron preocupación" ante la perspectiva del intercambio de ofertas arancelarias fijado para la segunda semana de mayo, indicó en conferencia de prensa Martijn Van Dam, ministro de Agricultura holandés, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la UE, al término de una reunión de ministros del rubro en Luxemburgo.

"Pedimos a la Comisión que haga primero un análisis de impacto sobre el efecto" que tendría la negociación, añadió, en particular sobre los que se conocen como los "productos sensibles" para la UE, esto es, los productos lácteos y las carnes bovina y porcina, sectores siniestrados en el Viejo Continente.

"La mayoría quiere conocer los efectos de la oferta sobre la mesa antes de decidir sobre una oferta", añadió Van Dam evocando también la importancia de respetar "los estándares de los productos elaborados" en Europa.

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, señaló que 20 ministros expresaron preocupación sobre el momento adecuado para iniciar negociaciones con el Mercosur, cuando el sector agrícola europeo atraviesa una crisis, y el aspecto "estratégico" de los "productos sensibles".

"Somos conscientes de las dificultades del sector lácteo y la carne porcina, e informaré a la comisaria de Comercio [Cecilia Malmström, a cargo de negociar con el Mercosur] la inquietud expresada", dijo.

El 50% de las importaciones de la UE provenientes del Mercosur son productos agrícolas, sector en que la UE tiene ya un déficit comercial cercano a 20.000 millones de euros, "esto sin un acuerdo comercial", había dicho Hogan poco antes a los ministros, según una nota que difundieron sus servicios.

El debate de este lunes en la reunión de ministros de Agricultura fue reclamado por Francia la semana pasada, que recibió entonces el apoyo de 12 países.

Este lunes, Hogan recordó a los ministros que "todos los países miembros, incluso los que más apoyan los avances con el Mercosur, tienen que explicar [al Mercosur] que hay límites a lo que la UE puede permitir".

"El Mercosur debería moderar sus expectativas a lo que es razonable y aceptable para la UE, tanto política como económicamente", había dicho.

Las organizaciones profesionales del sector y las cooperativas europeas, Copa-Cogeca, expresaron satisfacción por las preocupaciones de los ministros y advirtieron a la Comisión sobre la oferta que pueda hacer al Mercosur, que podría tener "un impacto catastrófico en el sector agrícola de la UE", según un comunicado.

El presidente de Cogeca, Thomas Magnusson, indicó, citado en el comunicado, que según estudios el sector en la UE podría perder hasta 7.000 millones de euros en caso de un acuerdo con el Mercosur, "que ya es un exportador mayor de materias primas agrícolas" estimando que el bloque sudamericano no necesita cuotas mayores sin aranceles para "incrementar su comercio con la UE".

El viernes pasado, la UE y el Mercosur anunciaron un intercambio de ofertas arancelarias para la segunda semana de mayo.

Las negociaciones para un acuerdo comercial entre los dos bloques se reanudaron en 2010 tras una suspensión de seis años, tras el infructuoso intercambio de ofertas de 2004. Los primeros pasos para negociar un acuerdo se dieron en 1999.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP