Los miembros europeos del Consejo de Seguridad de la ONU criticaron el miércoles la decisión de Estados Unidos de no considerar más ilegales los asentamientos israelíes, pero no nombraron al país gobernado por el magnate Donald Trump.

"Nuestra posición sobre la política de asentamiento israelí en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental, es clara y permanece sin cambios", dijeron Gran Bretaña, Francia, Alemania, Bélgica y Polonia en un comunicado conjunto.

"Toda actividad de asentamiento es ilegal bajo la normativa internacional y erosiona la viabilidad de una solución de dos Estados y las perspectivas de una paz duradera", aseguraron.

"Hacemos un llamado a Israel para que termine toda actividad de asentamientos en línea con sus obligaciones como potencia ocupante", agregaron antes de una reunión del Consejo de Seguridad sobre Medio Oriente.

El lunes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció que los asentamientos israelíes "no eran, en sí mismos, incompatibles con el derecho internacional", rompiendo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que declaran que los asentamientos son ilegales ya que se construyen en tierras palestinas ocupadas.

Israel celebró el cambio de política de Washington, pero pone a Estados Unidos en desacuerdo con prácticamente todo el resto de la comunidad internacional.

Los tribunales de Israel han declarado legales la mayoría de los asentamientos importantes.

Más de 600.000 israelíes o colonos judíos de diverso origen viven en asentamientos en el este de Jerusalén y la Cisjordania ocupada, junto con más de tres millones de palestinos.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes