Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos familiares de las víctimas de los ataques contra el colegio de Peshawar (Pakistán) en 2014 encienden velas por las víctimas de la universidad de Bacha Khan, el 20 de enero de 2016

(afp_tickers)

Al menos 21 personas murieron este miércoles en un ataque contra una universidad del noroeste de Pakistán, reivindicado por una facción de los talibanes que hace tres meses había perpetrado una masacre en una escuela.

Cuatro hombres, armados con fusiles de asalto y granadas, aprovecharon la espesa niebla matinal que envolvía la universidad de Bacha Jan en Charsada, a 50 km de Peshawar, para lanzar el ataque tras escalar los muros alrededor del recinto.

Se escucharon dos explosiones y muchos disparos, según testigos. Imágenes de la televisión mostraron a decenas de estudiantes huyendo de los disparos y de las explosiones provocadas por los atacantes pertenecientes a una facción de los talibanes.

"Los terroristas aprovecharon la niebla, la visibilidad era muy mala", apenas "de una decena de metros", explicó Saeed Wazir.

"De golpe escuchamos disparos. Los terroristas fueron directamente a la residencia de varones. Creo que era su objetivo", dijo a la AFP Muhamad Daud, un estudiante de sociología de 22 años.

Las fuerzas de seguridad cercaron rápidamente la zona y desplegaron tropas especiales con blindados y helicópteros, al tiempo que afluían las ambulancias.

El operativo terminó hacia el mediodía, indicó Wazir, que no precisó si entre los 21 muertos estaban incluidos los cuatro atacantes que el ejército dijo haber abatido y los talibanes mencionaron en la reivindicación del ataque.

"En su mayoría, los estudiantes murieron baleados en la residencia para varones" del campus, precisó la fuente.

Hay "más de 30 heridos, entre ellos estudiantes, miembros del personal y guardias de seguridad", añadió Wazir.

Por su parte, Mehtab Ahmed Jan Abasi, gobernador de la provincia Jyber Pajtunkhwa, donde se encuentra Charsada, habló de un balance de 19 muertos y unos 35 heridos.

"Los cuerpos de los cuatro atacantes (dos adolescentes y dos veinteañeros) fueron encontrados", agregó el gobernador.

- Facción talibán reivindica ataque -

El ataque fue reivindicado por una facción del movimiento de los talibanes paquistaníes (TTP, Tehreek-e-Taliban Pakistani), pero la principal fuerza de ese movimiento lo condenó.

"Nuestros cuatro suicidas llevaron a cabo hoy el ataque a la universidad de Bacha Jan", declaró por teléfono a la AFP un comandante de los insurgentes, Umar Mansoor, desde un lugar desconocido.

Uma Mansoor, cerebro de la matanza en una escuela de Peshawar en 2014, que dejó más de 150 muertos, dijo que el ataque fue en represalia a una ofensiva del ejército en las zonas tribales fronterizas con Afganistán.

Ese jefe rebelde dirige Hakimullah Mehsud, una facción del TTP que lleva el nombre de un comandante talibán eliminado por un dron estadounidense en noviembre de 2013.

Otro portavoz del TTP, Muhammad Khurasani, anunció que los autores del ataque "no islámico" van a ser juzgados y condenados en nombre de la sharia (ley islámica).

"El TTP condena el ataque de hoy y se disocia de este ataque no islámico", dijo Jurasani en un tuit.

- Día de duelo -

El atentado fue condenado por el primer ministro paquistaní Nawaz Sharif y por su homólogo indio Narendra Modi, así como por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el embajador estadounidense en Pakistán, David Hale.

El departamento de Estado norteamericano destacó en un comunicado que al atacar a estudiantes, los 'terroristas' tomaron una vez más como blanco a "a las generaciones del futuro en Pakistán".

Este ataque recuerda al peor atentado perpetrado en el país, hace poco más de un año, en el que talibanes mataron a sangre fría en una escuela de Peshawar a 150 personas, en su mayoría escolares.

El gobierno paquistaní decretó duelo nacional durante la jornada del jueves.

Varios estudiantes rindieron homenaje a un profesor, Syed Hamid Husain, que murió en el intento de proteger a sus estudiantes.

"Salimos pero nuestro profesor de química nos aconsejó que nos quedáramos en el interior", contó Zahoor Ahmed, un estudiante de geología.

"Tenía una pistola en la mano y vi cómo lo alcanzó una bala. Dos atacantes disparaban a mansalva", agregó.

Este ataque es "potencialmente un crimen de guerra", advirtió por su parte la ONG Amnistía Internacional (AI).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP