Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios camiones, en una región montañosa cerca de la frontera de Torkham, entre Pakistán y Afganistán, el 21 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Pakistán anunció la construcción de una barrera a lo largo de su frontera con Afganistán con el objetivo de dificultar el desplazamiento de insurgentes armados, una iniciativa fuertemente criticada por Kabul.

Los dos países están separados por una frontera de 2.400 kilómetros, llamada la Línea Durand por el nombre del diplomático británico que la trazó en 1896 y muy discutida por Kabul, que no la reconoce como frontera internacional.

Esta línea atraviesa territorios de ambos lados habitados por las comunidades pastunes.

Afganistán y Pakistán se acusan mutuamente de alojar a insurgentes para realizar ataques transfronterizos a través de ellos.

El año pasado, Pakistán terminó de cavar una zanja de 1.100 kilómetros a lo largo de la parte meridional de la frontera. La zona en la que se está construyendo una barrera actualmente comienza en las zonas tribales septentrionales de Mohmand y Bajaur, donde las obras empezaron este fin de semana, según el Ejército paquistaní.

"Es la primera vez que comenzamos la construcción oficial de una barrera con el apoyo del Gobierno. Los intentos anteriores (...) fueron locales", precisó este lunes una fuente de los servicios de seguridad.

Un portavoz del Ministerio del Interior afgano, Najib Danish, denunció esta decisión afirmando que su Gobierno no había constatado que hubiera obras en curso.

Las barreras pueden perturbar la vida cotidiana de comunidades que siempre vivieron a caballo entre los dos países.

AFP