Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo, en rueda de prensa en Ciudad de Panamá, el 17 de diciembre de 2014

(afp_tickers)

El gobierno panameño espera que Francia saque a Panamá de su lista de paraísos fiscales, tras el diálogo bilateral que iniciará en los próximos días por este tema, y en caso contrario el país centroamericano tomará medidas, manifestó este domingo la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo.

"Nosotros guardamos la esperanza de poder tener una solución o una hoja de ruta en ese momento", dijo De Saint Malo durante una entrevista en el canal panameño RPC.

De acuerdo con la funcionaria, la primera reunión entre autoridades francesas y panameñas para quitar a Panamá de la lista de paraísos fiscales será el próximo día 17 de enero.

"Vamos a darle el beneficio de la duda a esta reunión que nos están pidiendo ellos (el gobierno francés)", pero si Francia no saca a Panamá de su lista de paraísos fiscales "tendremos la firmeza" para "tomar las acciones que correspondan", añadió De Saint Malo.

El pasado 3 de enero la cancillería panameña anunció que Francia y Panamá iniciarán conversaciones de cara a resolver las diferencias existentes entre ambos países por el intercambio de información tributaria.

Panamá quedó a partir del 1 de enero de 2017 en la lista de paraísos fiscales elaborada por Francia, tras aplicarse un decreto firmado en abril pasado a raíz de las revelaciones de los llamados papeles de Panamá.

Francia había retirado a Panamá de esta lista en 2012, tras la firma de un acuerdo con las autoridades panameñas en materia de evasión fiscal.

Sin embargo, París tomó la decisión de incluirlo de nuevo argumentando que el país centroamericano no ha transmitido toda la información necesaria para la aplicación de la legislación en materia fiscal.

Por el contrario Panamá alega que sus leyes internas no permitían dar a Francia cierta información antes del pasado 31 de diciembre.

Los papeles de Panamá, que salpicaron a personalidades de todo el mundo, revelaron cómo desde el bufete panameño Mossack Fonseca fueron creadas empresas opacas que habrían servido para evadir impuestos en distintas partes del mundo.

Pese a todo, De Saint Malo considera que Francia tomó a Panamá como "chivo expiatorio" en la lucha mundial contra el blanqueo de capitales porque en el país europeo "ese es un tema que políticamente tiene mucho peso" porque "hay mucho resentimiento con aquellos que evaden impuestos".

En los dos últimos años Panamá ha realizado diversas reformas para proteger su centro financiero de la evasión fiscal. Además, en 2016 firmó un acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para intercambiar información fiscal de manera automática con otros países.

"Panamá en el 2016 dio todos los pasos necesarios para cumplir con los estándares internacionales" y este año "daremos todos los pasos necesarios" para implementar las medidas contra el blanqueo de capitales, afirmó De Saint Malo.

AFP