Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble (izq), con su homólogo de Economía francés, Bruno Le Maire, en rueda de prensa en Berlín el 22 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Las principales potencias europeas, Francia y Alemania, acordaron este lunes acelerar la integración de la eurozona con un nuevo plan bilateral para encontrar una vía más activa en el proceso de reformas.

"Hace años que hablamos de progreso en la integración de la eurozona", declaró el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire -nombrado el 17 de mayo-, durante su primera visita a Berlín, en la que se reunió con su homólogo germano, Wolfgang Schauble.

"Hemos decidido hacer avanzar las cosas más rápido, más lejos, de una manera más concreta", añadió en una rueda de prensa conjunta con su par alemán.

Por su parte, Schauble se mostró de acuerdo y declaró que están "convencidos de que Alemania y Francia deben asumir un papel de liderazgo" en el fortalecimiento de la Unión Europea en tiempos difíciles.

Conjuntamente anunciaron la creación de un grupo de trabajo que deberá presentar propuestas muy concretas para avanzar en la integración de la zona euro

El responsable francés citó, entre otras, cuestiones como la "convergencia fiscal", un tema del que "llevamos hablando desde hace años", pero que esta vez será abordado "directamente".

También se tratará la "coordinación de políticas económicas" y de inversiones comunes.

Según Schauble, los primeros trabajos del grupo se presentarán en el consejo de ministros franco-alemanes previsto para el mes de julio.

"No solo nuestros compatriotas en Francia y Alemania, sino también el resto de la eurozona está esperando propuestas concretas e inversiones concretas que generen actividad económica y empleo", manifestó Le Maire.

- 'Particular responsabilidad' -

"Sabemos que el refuerzo de la unión monetaria es de una importancia capital y tenemos la convicción común de que Francia y Alemania tienen la particular responsabilidad de ser el motor", señaló Schauble.

Ambos responsables económicos se reunieron una semana después del encuentro en Berlín entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, en la que los líderes se comprometieron a dar un nuevo impulso a Europa.

Especialmente dado el auge de los movimientos populistas y a raíz de la decisión de Reino Unido de abandonar la familia europea.

A este respecto, la canciller insistió en su voluntad de "ayudar" a Macron "para que pueda lograrlo".

"Sabemos que hay mucha gente decepcionada que está en una vía antieuropea, por eso necesitamos ayudarlo y asegurarnos de que realmente tenga éxito", declaró Merkel.

"Si no lo conseguimos, entonces serán los extremos lo que lo conseguirán", advirtió Le Maire.

Los dos ministros también han previsto trabajar sobre el proyecto constitucional que debería conducir a crear un gobierno económico de la zona euro.

Se trata de la creación de un puesto de ministro de Finanzas de la unión monetaria, como quiere Macron, o de la creación de un Fondo Monetario Europeo, como desea Schauble.

Los ministros de Exteriores alemán y francés, Sigmar Gabriel y Jean-Yves Le Drian, que también se reunieron este lunes por la tarde en Berlín, insistieron en la importancia de iniciativas conjuntas, tanto en el marco económico, como en el de la seguridad y la defensa.

- ¿El 'Brexit' una oportunidad? -

"Se trata de demostrar de forma concreta que Francia y Alemania pueden representar una Europa moderna y nueva y hacer avanzar el proceso", dijo el ministro alemán.

Por su parte, Le Drian abogó por "una fase de aceleración y de refuerzo (...) del motor franco-alemán", que estuvo en el centro de la construcción europea.

A pesar de ello, la revisión de los tratados europeos que quiere Macron, pero que suscita la desconfianza de Alemania, no parece que se haya abordado. "Creo que no hay que perder el tiempo hablando del medio plazo y de las revisiones" de los tratados, puntualizó Gabriel.

Por su parte, Le Maire se mostró tranquilo respecto al 'Brexit' y consideró que podría permitir que "nuestras empresas financieras sean más atractivas de lo que eran antes". Esto significa "empleo y riqueza para nuestros países", matizó.

Muchas empresas del sector financiero con sede en Londres están buscando trasladar sus operaciones a ciudades de la eurozona, ya que el 'Brexit' podría generar que los bancos de Londres pierdan su capacidad de ofrecer servicios financieros dentro del mercado común.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP