Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup (I) habla con el diputado Héctor Rodríguez durante una sesión parlamentaria el 3 de marzo de 2016 en Caracas

(afp_tickers)

El Parlamento venezolano, dominado por la oposición, aprobó este jueves, en segunda discusión, una reforma a la ley del Banco Central que devuelve al Legislativo la facultad de nombrar a los directivos del organismo, que había asumido el presidente Nicolás Maduro en enero.

"La reforma busca devolverle la autonomía al Banco Central", dijo el diputado opositor Alfonso Marquina, presidente de la Comisión de Finanzas.

Haciendo uso de los poderes especiales que le confería una "ley habilitante" que expiró el pasado 31 de diciembre, Maduro se atribuyó el derecho a designar al presidente y los directores del órgano que rige la política monetaria del país.

"No puede pretender el presidente de la República atribuirse la posibilidad de designar y remover todo el directorio porque con eso lo que crea es subordinación", indicó Marquina.

Además, los parlamentarios opositores argumentaron que la reforma obligará al organismo a publicar los indicadores macroeconómicos regularmente, dado que el Banco Central no divulgó datos sobre el aumento del costo de vida y PIB a lo largo de 2015.

La modificación decretada por Maduro en enero autorizaba al Banco Central a "suspender transitoriamente la publicación de información por el período durante el cual se mantengan situaciones internas o externas que representen una amenaza a la Seguridad Nacional y a la estabilidad económica".

La reforma también limitará la emisión de "dinero inorgánico para financiar presupuestos deficitarios", explicó Marquina.

Como vocero de la bancada chavista, el diputado Ricardo Sanguino rechazó el cambio de la normativa al señalar que busca "transferir la autonomía del Banco Central a los grupos oligárquicos y neoliberales" y limitar la capacidad del Ejecutivo para disponer de recursos.

En febrero, el Banco Central informó que el país registró una inflación de 180,9% en 2015, una de las más altas del mundo, y un retroceso en su PIB de 5,7%, en su segundo año consecutivo de caída.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP