Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Pastor liberado esperado por Trump, quien predice "estupendas" relaciones con Ankara

El pastor estadounidense Andrew Craig Brunson (C) llega al aeropuerto Adnan Menderes en Esmirna, el 12 de octubre de 2018, luego de ser liberado tras un juicio en Aliaga, en la provincia occidental de Esmirna

(afp_tickers)

El pastor estadounidense, Andrew Brunson, es esperado el sábado en la Casa Blanca por Donald Trump, quien "agradeció" a Turquía por su liberación y predijo un calentamiento de las relaciones luego de una grave crisis diplomática de dos años entre los dos países aliados.

La liberación de Brunson "conducirá a buenas, incluso estupendas relaciones entre Estados Unidos y Turquía", aseguró el mandatario estadounidense, que anunció que se reunirá con el religioso en la Oficina Oval a las 2:30 pm (18H30 GMT).

"Será maravilloso verlo y reunirme con él. Es un gran cristiano que ha pasado por una experiencia tan difícil. ¡Me gustaría agradecerle al Presidente @RT_Erdogan por su ayuda!", tuiteó Trump.

Si bien reafirmó que "no hubo acuerdo con Turquía para la liberación y el regreso del pastor", el presidente de Estados Unidos expresó su "gran reconocimiento" al gobierno de Ankara.

- "No había hecho nada malo" -

La corte turca en Aliaga, región de Esmirna, condenó el viernes al pastor Brunson a tres años y un mes de prisión por apoyar a "organizaciones terroristas": los separatistas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y la red del predicador Fethullah Gulen, acusado por Ankara de orquestar el fallido golpe de estado de 2016.

Brunson recuperó la libertad el viernes por el tiempo cumplido en detención y el buen comportamiento.

Desde el inicio del caso los cargos fueron rechazados en bloque por este hombre de 50 años, que dirigía una pequeña iglesia protestante en Esmirna, así como por la administración de Estados Unidos, que puso una presión sin precedentes sobre el gobierno turco para asegurar la liberación de este "inocente".

Los funcionarios de la administración de Trump dijeron que Brunson "no había hecho nada malo" y que los cargos tenían motivaciones políticas. El conflicto tensó la relación entre las naciones.

Estados Unidos impuso aranceles y sancionó a altos funcionarios del gobierno para presionar a Turquía sobre el caso Brunson, cuyos dos años de detención habían indignado especialmente a la base cristiana conservadora de Trump.

La crisis diplomática alimentada por este asunto entre estos dos países aliados en la OTAN provocó un colapso en agosto de la lira turca y sacó a la luz las fragilidades de la economía de ese país, cuando Washington levantó el tono e impuso las sanciones.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, instó el viernes a Turquía a que libere rápidamente a otros estadounidenses detenidos tras la excarcelación del pastor.

- "Ha sido un tiempo difícil" -

"Es el día por el que nuestra familia ha estado rezando. Estoy encantado de estar camino a casa en Estados Unidos", dijo Brunson en un comunicado

"Ha sido un tiempo extremadamente difícil para nuestra familia y queremos expresar nuestro agradecimiento a las millones de personas en todo el mundo que han orado fielmente por este día", dijo Brunson.

También se mostró agradecido con el presidente Donald Trump: "Mi familia entera agradece al presidente, a la administración y al Congreso por su apoyo inquebrantable".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes