Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Representante estadounidense, Michael Froman, se toma un descanso de las negociaciones por el acuerdo Transpacífico en Atlanta, Estados Unidos, el 1 de octubre de 2015.

(afp_tickers)

Las negociaciones comerciales que entablan los 12 países del Pacífico, entre ellos Chile, México y Perú, titubeaban este viernes al no alcanzar un acuerdo sobre la duración de los plazos de las patentes de medicamentos.

Si bien queda por resolver aún la apertura de los mercados de autopartes y productos lácteos, los negociadores confesaron bajo condición de anonimato que la cuestión de los medicamentos era uno de los puntos más polémicos.

Estados Unidos, que alberga esta nueva reunión de negociaciones en Atlanta (Georgia, sur), quiere una extensión de los plazos de patentes de medicamentos mayor a la que desean otros países como Chile, Perú y Australia.

Las empresas estadounidenses del sector gozan de una protección de sus patentes de 12 años antes que sus competidores puedan producir productos similares a mejor precio. Esta duración fue objetada por ONG, que consideran que contribuye a encarecer los precios de los medicamentos.

Algunos países tienen una protección de cinco años de duración que quieren conservar en el marco de un acuerdo comercial transpacífico.

Las deliberaciones se iniciaron el miércoles y debían concluir la noche del jueves con un acuerdo que sería puesto a consideración de los gobiernos. Pero los negociadores decidieron extender hasta este viernes la discusión de sus diferencias para formar la mayor zona de libre comercio del mundo.

Los 12 países que negocian desde 2008 el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP) son: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam.

- Autos y leche -

"Todo el mundo trabaja duro para encontrar soluciones pragmáticas a cuestiones aún difíciles que están en suspenso", dijo el representante comercial de Estados Unidos (USTR), Michael Froman

Un representante de Canadá, que junto a México forman parte de los más opositores a una mayor apertura del mercado norteamericano de autopartes, desmintió que se haya alcanzado un acuerdo sobre este tema.

"Las negociaciones continúan sobre varios puntos, incluidos los automóviles y las autopartes", afirmó bajo condición de anonimato, y precisó que aún "queda trabajo" por hacer.

El tema de la apertura del mercado canadiense a los productos lácteos provenientes de Nueva Zelanda y Australia también frena el acuerdo.

Los negociadores están bajo presión después de conversaciones fracasadas en julio Hawái.

Los detalles de las conversaciones son mantenidos en secreto, algo que denuncian numerosas ONG y representantes de la sociedad civil.

En caso de que se alcance un acuerdo, Corea del Sur y eventualmente China podría unirse a la zona TPP.

También serviría de modelo para un acuerdo que se encuentra actualmente en curso entre Estados Unidos y la Unión Europea, denominado Tratado de Libre Comercio Transatlántico (TTIP por sus siglas en inglés).

Pero en caso de fracaso, China podría acelerar la creación de una zona comercial, en la que sería el centro.

Ello implicaría un fracaso para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que para negociar este acuerdo obtuvo el procedimiento denominado "Trade Promotion Authority" (TPA) que obligará en su momento a los congresistas a pronunciarse a favor o en contra de cualquier acuerdo comercial aunque no podrán modificarlo.

Para lograr la TPA, la Casa Blanca tuvo que hacer frente a una rebelión de demócratas.

AFP