Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de México durante una visita oficial en Berlín el 12 de abril de 2016

(afp_tickers)

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció este martes que enviará al Congreso una reforma constitucional para legalizar el matrimonio gay en todo el país.

Peña Nieto, que cambió sus fotos de Facebook y Twitter con los colores del arco iris, hizo la propuesta un año después de que un fallo de la Corte Suprema declarara inconstitucional prohibir matrimonios entre personas del mismo sexo.

"Habré de firmar una iniciativa de reforma al artículo 4° constitucional para incorporar con toda claridad el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de reconocer como un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio sin discriminación", dijo Peña Nieto en un encuentro con organizaciones defensoras de los derechos de la comunidad homosexual.

En el día nacional de la lucha contra la homofobia, Peña Nieto se pronunció a favor de que "los matrimonios se realicen sin discriminación de discapacidad, de condición social, salud, religión, de género o preferencias sexuales".

Con esta iniciativa "quedaría explícito el matrimonio igualitario en nuestra nación como lo ha determinado la Suprema Corte de Justicia", dijo el mandatario, quien consideró indebido que las parejas del mismo sexo tengan derechos en algunos estados y en otros no.

Ciudad de México fue la primera jurisdicción en América Latina en aprobar uniones de personas del mismo sexo tras votar en 2007 la llamada "sociedad de convivencia" y en 2009 el matrimonio.

Otros tres estados, Coahuila (norte), Nayarit y Quintana Roo (este), de los 32 que conforman México, modificaron sus respectivos códigos civiles para avalar el matrimonio gay. Un cuarto, Campeche, aprobó una legislación que solo falta implementar.

En junio de 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que los jueces deben conceder un amparo a parejas homosexuales que deseen casarse.

El pacto federal obliga a que los matrimonios homosexuales sean reconocidos en todo México sin importar que sólo una minoría los haya aprobado. Otros fallos de la Suprema Corte han avalado la adopción y el derecho a la seguridad social para el cónyuge del mismo sexo.

En Latinoamérica, Argentina fue, en julio de 2010, el primer país en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, seguido de Uruguay. Brasil autorizó de facto el matrimonio gay en mayo de 2013.

Colombia se convirtió en el cuarto país sudamericano en autorizarlo formalmente el mes pasado.

- Oposición de la Iglesia -

La Iglesia Católica de México -el segundo país con más católicos en el mundo después de Brasil-, se ha manifestado reiteradamente contra el matrimonio homosexual, y el vocero de la arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, acusó este martes a Peña Nieto de "obedecer una agenda internacional de lobbies homosexuales".

"La Iglesia está en absoluto desacuerdo. Lamentamos mucho que sea el presidente quien presenta esta iniciativa", dijo a la AFP Valdemar, al señalar que esta iniciativa es "innecesaria" después del fallo de la Suprema Corte.

Entre la sociedad mexicana un puñado de grupos conservadores han protagonizado protestas contra las uniones igualitarias, aunque en algunas localidades del centro y oeste del país la comunidad gay ha denunciado "crímenes de odio".

La oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos saludó la iniciativa presidencial, porque busca promover "la igualdad de derechos y libertades de las personas".

"Las medidas anunciadas están firmemente basadas en el reconocimiento del principio de universalidad de los derechos humanos, del derecho a la igualdad ante la ley y de la prohibición de discriminar por cualquier causa o condición", señaló el Alto Comisionado.

- Respuesta a la lucha gay -

En un ambiente festivo y coronados por una multitud de globos que volaban de un lado a otro, unos 500 gays se reunieron en una céntrica plaza de Ciudad de México para besarse y celebrar por tercer año el denominado 'Besotón'.

"Me agrada la idea de que esté a favor (el presidente) porque su partido no lo está, y espero que haya más propuestas para nuestra comunidad. Nos hacen falta más derechos", dijo a la AFP Rocío Moreno, de 26 años, empleada de una central telefónica que acudió al 'Besotón'.

"Es una respuesta a la lucha que la ciudadanía ha emprendido desde 2012 por demostrar las violaciones que se encontraban en los códigos civiles" de los diferentes estados, dijo de su lado Álex Ali Méndez, abogado del colectivo Matrimonio Igualitario México.

La iniciativa presidencial también apunta a que el registro civil reconozca una nueva identidad de género y revisar el lenguaje de normas y reglamentos para eliminar o modificar expresiones discriminatorias.

Peña Nieto también adelantó que buscará que México forme parte del grupo núcleo sobre homosexuales, lesbianas, bisexuales, transgéneros o intersexuales de Naciones Unidas, integrado ya por 19 países.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP