Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un mapa fotografiado en Pekín el 15 de junio de 2016 marca el territorio del mar de China Meridional reclamado por el Gobierno de ese país

(afp_tickers)

Pekín inició ejercicios militares en el mar de China Meridional, días antes de que un tribunal internacional se pronuncie sobre esta disputada zona estratégica, también reclamada por Filipinas, anunciaron este sábado los medios oficiales.

La marina llevó a cabo el viernes "ejercicios de combate" con "misiles reales" entre el archipiélago de Paracelso y la isla china de Hainan (sur de China), señaló en su página web el PLA Daily, el diario oficial del ejército.

La televisión pública CCTV difundió imágenes de cazas y buques disparando misiles, así como de helicópteros y submarinos.

"El ejercicio se centra en operaciones de control aéreo, de batalla naval y de guerra antisubmarina", precisó el PLA Daily, cuyo artículo fue difundido en la página web del Ministerio chino de Defensa.

Estas maniobras se efectúan antes de que la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) de La Haya se pronuncie el martes sobre el contencioso territorial en el mar de China Meridional entre Manila y Pekín.

El PLA Daily afirmó sin embargo que las operaciones actuales son "ejercicios de rutina", sin relación con la decisión de la CPA.

El Gobierno de Pekín reivindica la soberanía sobre la mayor parte del mar de China Meridional, una región con muchos recursos naturales y crucial para el comercio mundial, en detrimento de otros países como Vietnam, Filipinas, Malasia y Brunéi.

En los últimos años, China ha construido islas artificiales e infraestructuras para apoyar sus reivindicaciones mediante una política de hechos consumados.

Manila presentó en 2013 una denuncia ante la CPA alegando que las pretensiones chinas violan la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, que los dos países han firmado.

Pero China estima que el tribunal no es competente en este caso y declaró que no acataría el veredicto.

El viernes, Filipinas dijo estar dispuesta a compartir con Pekín los recursos naturales de las zonas disputadas, incluso si la CPA le daba la razón, declaró el ministro filipino de Relaciones Exteriores.

Perfecto Yasay dijo que el Gobierno del nuevo presidente, Rodrigo Duterte, esperaba abrir rápidamente el diálogo con China tras conocerse el veredicto del tribunal internacional.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP