AFP internacional

Un avión de combate chino J-10 expuesto en el exterior de las oficinas de la Corporación de la Industria de la Aviación en Pekín, fotografiado el 28 de noviembre de 2013

(afp_tickers)

China rechazó este domingo las afirmaciones del Pentágono en la que aseguraba que un avión de patrullaje marítimo de Estados Unidos había sido interceptado el miércoles de manera "no profesional y no segura" por dos aparatos de combate chinos sobre el mar de China Meridional.

Las tensiones entre Washington y Pekín han aumentado en los últimos años por este mar, que China considera íntegramente parte de su territorio pero que varios países vecinos también reclaman.

El portavoz del Pentágono Gary Ross expuso el viernes que, dos días antes, hubo un incidente entre un avión de patrullaje marítimo P-3 Orion y dos aviones chinos J-10.

Se trata del segundo incidente registrado en las últimas dos semana en esta zona entre estadounidenses y chinos.

El primer incidente tuvo lugar en el mar de China Oriental el 16 de mayo, cuando un avión militar estadounidense fue interceptado por dos aviones chinos de forma "no profesional", según el Pentágono.

El P-3 Orion interceptado esta semana en el mar de China Meridional pudo continuar su misión sin problemas tras el incidente, precisó Estados Unidos, que también anunció que transmitiría sus preocupaciones a Pekín.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa chino aseguró este domingo que el relato estadounidense sobre este suceso "no era conforme a los hechos ocurridos".

"El 25 de mayo, un avión de patrullaje estadounidense inició actividades de reconocimiento en el espacio aéreo del sureste de Hong Kong, en China", indicó el Ministerio en un comunicado publicado en su página web.

"El avión militar chino llevó a cabo una identificación según lo dispuesto en la ley. La operación fue profesional y segura", añadió el Ministerio.

En el marco de estas tensiones, Pekín también ha acusado a Washington de violar las aguas chinas cuando Estados Unidos envió un barco militar cerca del arrecife Mischief, transformado por China en una isla artificial.

AFP

 AFP internacional