Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, asiste a una reunión con líderes opositores georgianos en Tiflis, el 1 de agosto de 2017

(afp_tickers)

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, denunció este martes en Montenegro la "presión" que, en su opinión, ejerce Rusia sobre los aliados de Washington en Europa del Este, y aseguró que Donald Trump aprobará "pronto" las nuevas sanciones contra Moscú.

Tras visitar Georgia, Pence llegó a Montenegro, la última escala de su gira por Europa del Este.

En una cena con líderes del país balcánico, de unos 620.000 habitantes, Pence dijo que su visita era "testimonio del hecho de que Estados Unidos no tiene aliados pequeños, sino solo aliados fuertes".

"Su valentía, especialmente ante la presión rusa, inspira al mundo, y los elogio por ello", dijo.

La adhesión de Montenegro a la OTAN, el 5 de junio, y las aspiraciones de Georgia de unirse también a la Alianza Atlántica, enfurecieron a Moscú, que considera que los dos países pertenecen a su esfera de influencia histórica.

En la mañana del martes, el vicepresidente estadounidense había prometido a Georgia el firme apoyo de Washington a este país situado en el flanco sur de Rusia, y aprovechó la ocasión para insistir en que Trump se dispone a firmar las nuevas sanciones a Moscú.

"El presidente Trump firmará pronto el texto sobre las sanciones", declaró Pence en Tiflis, la capital georgiana.

Las nuevas sanciones económicas fueron votadas por la casi totalidad de las dos cámaras del Congreso estadounidense la semana pasada. Ahora corresponde a Trump firmarlas para que entren en vigor, algo que la Casa Blanca ha asegurado que hará, pero sin establecer una fecha.

Rusia respondió imponiendo una reducción drástica del personal que trabaja en las delegaciones diplomáticas estadounidenses en su territorio.

- "Socio estratégico clave" -

Pence denunció además la "ocupación" de una parte del territorio georgiano por Rusia, luego de una guerra que opuso a los dos vecinos en el verano de 2008.

Ante la presencia del primer ministro georgiano, Guiorgui Kvirikachvili, el vicepresidente reiteró el apoyo de Estados Unidos a esta exrepública soviética que calificó como "socio estratégico clave" de Estados Unidos en la región.

Una corta guerra entre Georgia y Rusia en agosto de 2008 terminó con el reconocimiento de Moscú a la independencia de dos repúblicas separatistas, Osetia del Sur y Abjazia.

El miércoles, Pence asistirá a la cumbre de la Carta Adriática en la capital de Montenegro, Podgorica, a la que también asistirán los líderes de Albania, Bosnia, Croacia, Macedonia, Kosovo, Serbia y Eslovenia.

En abril, Washington apoyó como creíble la tesis de que Moscú había apoyado un intento de complot desbaratado el día de las elecciones legislativas de octubre, que pretendía impedir la adhesión de Montenegro a la OTAN.

Las autoridades de Montenegro denunciaron que "ciertas" estructuras estatales rusas estaban involucradas, aunque Moscú niega estas acusaciones.

El lunes en Estonia, Pence evocó la posibilidad de un despliegue de baterías de misiles en el país, aunque sin expresar un compromiso preciso.

El vicepresidente dijo además que la crisis con Rusia no afectará el compromiso que Washington tiene con sus aliados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP