AFP internacional

Un producto lácteo peruano que se comercializa desde hace años como leche será sacado del mercado tras descubrirse que no es leche pura, ordenó el jueves el Instituto de Defensa del Consumidor en Perú

(afp_tickers)

Un producto lácteo peruano que se comercializa desde hace años como leche será sacado del mercado tras descubrirse que no es leche pura, en un caso de publicidad engañosa que estalló en Panamá, ordenó el jueves el Instituto de Defensa del Consumidor en Perú.

Las autoridades ordenaron al grupo Gloria, uno de los mayores grupos industriales de Perú, "la inmovilización inmediata de todos los lotes del producto Pura Vida Nutrimax de la marca Pura Vida, así como el cese de su comercialización en todos los establecimientos a nivel nacional".

A su vez representantes sanitarios señalaron que la etiqueta con la que se vende el producto lácteo "no consigna la denominación que le corresponde". La leche Pura Vida se publicita con la imagen de una vaca en su etiqueta, a pesar de contener sólo 60% del lácteo.

El caso se gatilló desde Panamá, importante importador del producto. Según reportes de prensa, el Departamento de Protección de Alimentos del Ministerio de Salud de ese país, dispuso suspender el ingreso a ese país del producto Pura Vida.

Según la entidad panameña, la marca Pura Vida, señala en su etiqueta que es leche evaporada (a la que se le ha retirado el agua) pero tiene otros elementos que no lo son, por lo que no cumpliría con la norma de etiquetados de alimentos envasados.

La compañía peruana admite que sólo el 60% del producto es leche, y el otro 40% está compuesto de soya, grasas, minerales, entre otras cosas. En la etiqueta dice: "leche evaporada parcialmente descremada con leche de soya, maltodextrina, grasa vegetal, minerales y enriquecida con vitaminas".

Gloria aseguró el jueves que acatará la medida y dejará de vender su producto.

"Reiteramos nuestro compromiso con los consumidores y nuestra voluntad de colaborar para lograr un mejor sistema de denominación para este tipo de productos, que son nutritivos y saludables", señaló la compañía en un comunicado.

La firma también se comprometió a eliminar la vaca de sus próximos etiquetados, y adecuarlos a las normas de los países donde exporta.

La situación también encendió las alarmas en los servicios sanitarios de Bolivia, que sometió el producto a un análisis y espera tomar una decisión en breve.

La queja sacudió a Perú y el tema se volvió rápidamente mediático, con intervención incluso del Congreso, donde se citó a los representantes de la firma a dar explicaciones.

AFP

 AFP internacional