Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Pescadores chilenos protestan contra el gobierno en Ancud, la isla de Chiloé el 4 de mayo de 2016

(afp_tickers)

Pescadores mantenían el jueves los bloqueos en Chiloé, sur de Chile, en reclamo de mayores ayudas estatales ante la prohibición de pescar mariscos por la marea roja, lo que genera serios problemas de abastecimiento en la isla.

Por cuarto día, los accesos a la isla de Chiloé, a unos 1.032 km al sur de Santiago, permanecían bloqueados por manifestantes que consideran insuficiente el bono de 100.000 pesos (150 dólares) ofrecido por el gobierno a pescadores que se han tenido que quedar en tierra por la marea roja, provocada por una proliferación de algas que contamina los mariscos.

"Los accesos permanecen cerrados", dijo a la AFP Juan Carlos Viveros, vocero de la agrupación "Defendamos Chiloé".

Instalados en varios puntos de la isla, de una extensión de casi 180 km de norte a sur, miles de manifestantes mantenían barricadas incendiarias, impidiendo el paso hacia los accesos terrestres que conectan con las barcazas que trasladan alimentos y víveres desde y hacia el continente.

En la tarde estaba prevista una reunión entre pescadores y las autoridades, para intentar llegar a un acuerdo que permita levantar los bloqueos.

"La propuesta es mucho mayor. Acá hay un desastre ambiental y lo que nosotros queremos es una propuesta mayor para hacer frente a esta crisis", que incluya estudios que determinen qué sucedió este año para que la marea roja haya sido de inusitada intensidad, explicó Viveros.

- Sin combustibles -

Los bloqueos empezaron a provocar el desabastecimiento de algunos productos básicos y de combustible en la isla de Chiloé, habitada por unas 170.000 personas, en su mayoría dedicadas a la pesca y el turismo.

"Los servicentros (gasolineras) están todos cerrados, porque no queda combustible", dijo a la AFP Julio Candia, presidente de la Cámara de Comercio de Castro, la capital de Chiloé.

En las farmacias empiezan a escasear algunos medicamentos básicos, mientras que las reservas del pequeño comercio empezarán a agotarse a partir del viernes, agregó Candia.

"En este momento se está vendiendo de forma normal, aunque estaban escaseando algunos productos lácteos", describió.

El gobierno, en tanto, reiteró este jueves el llamado a los pescadores a deponer sus protestas.

"Es importante el llamado para que efectivamente podamos despejar caminos porque, hasta el momento, los que están sufriendo son precisamente la gente de Chiloé", dijo el ministro de Economía, Felipe Céspedes, que viajó a la zona para negociar con los pescadores.

La falta de productos del mar también se estaba notando en el continente. El tradicional mercado de Angelmó, de Puerto Montt, la ciudad más cercana a Chiloé, tuvo que cerrar sus puertas por falta de provisiones.

Los pescadores exigen una ayuda de unos 600 dólares para hacer frente a la emergencia, que también está produciendo millonarios daños a la industria salmonera local, la segunda en relevancia detrás de Noruega.

Según cálculos de la industria, dado que en Chiloé se encuentran dos tercios de las plantas de producción, los bloqueos de rutas dejan pérdidas diarias de 9 millones de dólares por la imposibilidad de exportar el salmón principalmente a Estados Unidos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP