Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Manifestación de pescadores chilenos en la isla de Chiloé, unos 1.230 km al sur de Santiago, el 5 de mayo de 2016

(afp_tickers)

La isla chilena de Chiloé completó este domingo una semana de bloqueos de rutas encabezados por pescadores afectados por una inusitada marea roja que paralizó sus faenas, una protesta que podría agudizarse y que sumó a pobladores que exigen al gobierno respuestas ante la dimensión medioambiental y social del problema.

Lo que comenzó con la movilización de pescadores artesanales se amplió a pobladores de la isla, ubicada unos 1.000 kilómetros al sur de Santiago, que buscan respuestas a sospechas de que el vertido de salmones contaminados al mar desató una marea roja -proliferación de algas que contamina a mariscos y algunos peces- tan nociva.

"Más allá de los reclamos de pescadores que buscan una ayuda económica hay un tema fundamental que es el medioambiental, los chilotes exigen al gobierno una respuesta: concretar un estudio medioambiental serio", dijo vía telefónica a la AFP el alcalde de Chonchi, comuna de Chiloé, Pedro Andrade.

El viernes, los pescadores rechazaron la propuesta del gobierno de Michelle Bachelet que incluía un bono de unos 450 dólares, y cuotas por la mitad de ese monto mientras haya marea roja.

Ahora, el gobierno realizó una nueva propuesta de cuatro bonos que sumarían unos 1.100 dólares, y se esperaban avances este domingo lluvioso en Chiloé.

"Seguimos con la postura de radicalizar las movilizaciones", dijo Luis Ardué, dirigente de pescadores de Chiloé, a radio Bío-Bío.

Por su parte, el gobierno intenta que se llegue a una solución al conflicto y en especial que se levanten los bloqueos de rutas que han provocado desabastecimiento de gasolina y algunos alimentos.

Además de las suspensión de clases y el funcionamiento restringido de los centros de salud de la isla.

"Esperamos que prime la cordura, que podamos resolver esto cuanto antes, acá hay mucha gente que requiere que la situación se normalice. Han habido dificultades serias de abastecimiento", señaló el subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, a periodistas.

Bajo lluvia, los manifestantes mantenían con esfuerzo los piquetes que cortan los accesos y rutas dentro de la isla y en zonas claves del continente.

El sábado se intentó permitir la salida de la isla de turistas que estaban varados y el ingreso de vehículos con alimentos y gasolina, ante el desabastecimiento que sufre la isla, pero la medida duró poco por desacuerdos entre dirigentes.

-Crisis medioambiental y social-

"Consideramos que es una de las mayores crisis ambientales y sociales que ha vivido el país en mucho tiempo", dijo a la AFP Estefanía González, activista de Greenpeace desde la ciudad chilota de Ancud.

La organización investiga el alcance y las causas de la marea roja, ante la denuncia de pobladores que consideran que la misma puede ser por el vertido de toneladas de salmones al mar.

Entre enero y marzo la proliferación de microalgas nocivas en los cultivos de salmón del sur de Chile provocó una muerte masiva de estos peces y una parte de ellos fue a parar al mar, con permisos oficiales.

La industria salmonera chilena niega que ese vertido tenga que ver con la actual marea roja y el gobierno comparte hasta ahora dicha versión.

Sin embargo, ante la escalada de la crisis, el ministro de Economía, Luis Céspedes, anunció el viernes que encomendará "a un grupo de científicos independientes que realicen estudios necesarios para evaluar esas hipótesis".

Ahora los manifestantes esperan que se concrete esa medida para avanzar en la negociación.

En Ancud se reunían este domingo pescadores junto a organizaciones sociales de la zona para decidir los pasos a seguir.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP