Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen del sol poniéndose detras de una plataforma petrolífera en Luisiana, Estados Unidos, el 14 de junio de 2010

(afp_tickers)

Wall Street pareció ampliar su base durante la semana, lo que aumentó su capacidad para resistir la caída del petróleo y le ha devuelto la confianza para enfrentar los debates sobre la salud que se esperan en Estados Unidos.

En la semana, el índice industrial Dow Jones ganó 0,05% a 21.394,76 puntos. El Nasdaq, de valores tecnológicos, avanzó 1,85% a 6.265,25 puntos. Mientras que el S&P 500 ganó 0,21% 2.438,30 puntos.

Esta pequeña alza es vista como un logro, dado que los precios del crudo cayeron a mitad de la semana a su piso desde agosto de 2016, acentuado su caída de 16% en menos de un mes.

El índice que agrupa a los valores de la energía dentro del S&P 500 sufrió particularmente, perdiendo más de 3% en la semana. La mayores petroleras como ExxonMobil y Chevron cayeron respectivamente 2,25% y 3,09%.

"El petróleo esta atento también a la inflación", dijo Gregori Volokhine de Meeschaert Financial Services. "Si vemos una caída brusca del petróleo, las proyecciones de inflación de la Fed nunca serán alcanzadas", explicó.

La Reserva Federal (Fed) prevé que la inflación alcance 2%, nivel del que cayó en mayo, a 1,9%. Una desaceleración más marcada de los precios podría forzar al banco central estadounidense a mantener su política monetaria flexible y no proceder a una tercera alza de la tasa de interés antes de fin de año, como informó que haría.

Las tasas bajas han sido uno de los principales motores de los mercados de acciones en los últimos años, haciendo más atractivas a las Bolsas que las colocaciones a rendimiento fijos para los inversores.

"Nos sentimos alentados por los comentarios a favor de las bajas tasas del presidente de la representación de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, quien sugirió que la trayectoria prevista de aumentos de las tasas de la Reserva Federal es demasiado agresiva", añadió Tom Cahill, de Ventura Wealth Management.

Los valores financieros podrían sufrir un poco por ello debido a que las bajas tasas tienden a impactar en los beneficios pero han limitado el daño gracias a las "pruebas de resistencia que fueron positivas para el sector financiero", dijo Tom Cahill.

Para ese sector en particular, los inversores estarán atentos el miércoles a los resultados del estudio de la Fed sobre los planes de distribución de liquidez de los establecimientos bancarios (CCAR). "Esto podría ser una indicación para saber si los bancos pueden aumentar sus dividendos", añadió Cahill.

AFP