Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una gasolinera de Petrobras en el centro de Rio de Janeiro, el 4 de febrero de 2015

(afp_tickers)

El gigante petrolero brasileño Petrobras anunció este martes haber negociado la venta de activos en Argentina y Chile por una cantidad total de 1.382 millones de dólares, en el marco del Programa de Desinversiones lanzado para remontar la grave crisis que atraviesa la estatal.

Petrobras indicó en sendos comunicados que negoció la venta del 67,19% de su participación en Petrobras Argentina (PESA) al grupo Pampa Energía (892 millones de dólares), y del 100% de Petrobras Chile Distribución Ltda. a Southern Cross Group, por 490 millones de dólares.

La petrolera estatal, en el centro de un inmenso escándalo de corrupción que ha derivado en una grave crisis política en el gigante sudamericano, decidió conservar, sin embargo, el 33% de la concesión del Río Neuquen en Argentina, donde se encuentran "áreas con potencial de producción de gas natural", según la nota de la compañía.

Petrobras se queda igualmente con la totalidad de Colpa Caranda, "campos de producción de gas natural en Bolivia".

Las operaciones deben obtener todavía el aval definitivo de la dirección ejecutiva y del consejo de administración de la petrolera.

La empresa se anotó otro año desastroso con pérdidas de casi 10.000 millones de dólares en 2015, ahogada por el desplome de los precios del petróleo y el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil.

La investigación llamada 'Operación Lava Jato' ('lavadero de autos') reveló un monumental fraude a la estatal para financiar partidos políticos y enriquecer a los participantes, y que ya sentó en el banquillo de los acusados a parte de la élite brasileña.

De acuerdo con la Fiscalía, un grupo de empresas constructoras de gran escala se asoció ilícitamente para manipular licitaciones de obras de Petrobras, cobrar sobreprecios y generar excedentes que servían para crear un ducto de sobornos que conectaba a los directivos de la petrolera con los partidos políticos que los habían designado.

Ese esquema costó más de 2.000 millones de dólares en pérdidas a Petrobras.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP