AFP internacional

El logo de la empresa brasileña Petrobras, el 12 de diciembre de 2014, en Rio de Janeiro

(afp_tickers)

Petrobras, envuelta en el megaescándalo de corrupción en el seno de la empresa, pondrá en venta su refinería en Pasadena (California, EEUU), anunció este miércoles la estatal brasileña.

"La directiva aprobó deshacerse de la refinería de Pasadena y de su participación en Petrobras Oil & Gas, propietaria de activos en África", indicó la firma en un comunicado.

La decisión forma parte de un amplio plan de venta de activos para sanear las cuentas de la empresa después de las consecuencias desastrosas del megafraude en el seno de la petrolera destapado por la operación "Lava Jato".

El objetivo es conseguir 21.000 millones de dólares hasta 2018.

Petrobras compró 50% de la refinería en Pasadena en 2006 a la belga Astra Oil por 360 millones de dólares. En 2008 debió comprar la otra mitad debido a una cláusula que le obligaba a hacerlo si había desacuerdo entre los socios. En total, pagó 1.200 millones de dólares.

En enero de 2015, el exdirector de Petrobras Paulo Roberto Costa dijo ante la justicia que había recibido 1,5 millones de dólares para facilitar la compra con sobrecostos de esa refinería en Estados Unidos.

El Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) estima que esa operación hizo perder 792 millones de dólares a la empresa.

Costa, exdirector de Abasteciemiento de Petrobras de 2004 a 2012, cooperó con la justicia a cambio de una reducción de su pena. Hoy está bajo prisión domiciliaria.

Fue a partir de su confesión en 2014 que la operación "Lava Jato", que arrancó como una investigación rutinaria, reveló el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil.

Se calcula que la red de corrupción en Petrobras -que recibía sobornos a cambio de contratos e inflaba gastos de los proyectos- costó unos 2.000 millones de dólares a la empresa.

AFP

 AFP internacional