AFP internacional

Logo de Petrobras el 2 de junio de 2015 en una feria mundia de gas en París

(afp_tickers)

La justicia brasileña ordenó a la estatal Petrobras suspender la venta de un bloque exploratorio en aguas profundas a la noruega Statoil, una decisión que ambas empresas aseguraron que recurrirán.

Un juzgado del estado de Sergipe (noreste) tomó la decisión la noche del lunes a raíz de una petición del sindicato Federación Nacional de Petroleros (FNP), que había pedido que se suspendiera esa operación cerrada en noviembre de 2016 por no haber contado con un proceso de licitación.

Petrobras firmó en julio de ese año con Statoil la venta del 66% de su participación en el bloque exploratorio BM-S-8, en el campo presal Carcará (Sao Paulo), por 2.500 millones de dólares como parte de su plan para pagar su abultada deuda y financiar nuevas inversiones.

La petrolera brasileña recalcó en un comunicado que la operación culminó en noviembre al cumplir con "todas las condiciones" de los reguladores y dijo que ya recibió 1.250 millones de dólares por la compra, que usó "íntegramente para la liquidación parcial" de sus deudas.

Petrobras "tomará las medidas judiciales apropiadas en pro de sus intereses y de sus inversores", subrayó la empresa.

De su lado, el portavoz de Statoil Erik Haaland dijo este martes que su firma está "confiada en que el acuerdo seguirá adelante" y anunció que está estudiando "varias opciones legales" al respecto, según reportes de la prensa local.

AFP

 AFP internacional