Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los manifestantes sostienen pancartas contra el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, durante una manifestación en el marco de la reunión anual de gobernadores del FMI y el Banco Mundial, el 7 de octubre de 2015, Lima.

(afp_tickers)

Activistas de ONG exhortaron el miércoles en Lima al presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, que cambie la forma en que el organismo clasifica a los países de renta media, porque a su juicio, incluye a naciones pobres que aún necesitan ayuda.

"Pedimos al Banco Mundial que ponga sobre la mesa (y reconsidere) el sistema de clasificación, porque va a dejar fuera a muchos países con economía muy deteriorada que necesitan de ayuda internacional, por ejemplo, en el campo de la salud", denunció la Aids Healthcare Foundation (AHF) que lideró una manifestación en paralelo a la reunión anual de gobernadores del FMI y el Banco Mundial.

Según AHF, clasificar a un país como de "renta media", sin serlo en la práctica, le limita el apoyo financiero internacional, lo que repercute en mayores precios de bienes y servicios, incluyendo los medicamentos para tratamientos de VIH/Sida.

De forma pacífica y vistiendo camisetas de color verde, los activistas se congregaron tanto en el centro de Lima como en los alrededores del Centro de Convenciones de la capital peruana donde se realiza la reunión, para ofrecer simbólicamente un vaso de café a los peatones y a los policías antidisturbios que les impedían acercarse al lugar del evento.

"Una taza de café, cuyo precio es de 2,86 dólares, no es la medida para calcular el ingreso medio de un país", dijo a periodistas Patricia Campos, Jefa de la Oficina de AHF Latinoamérica, vocera de la protesta.

Según la ONG, 75% de los pobres del mundo y la mayoría de quienes viven con VIH/Sida residen en países que el BM clasifica como de "ingresos medios".

"¡2,86 dólares diarios no es país de renta media!" se leía en carteles al lado del dibujo de una taza de café, en alusión al ingreso promedio diario que utiliza el BM para calcular la renta media de un país.

El valor de la renta media es tan igual como comprar un café y es una distorsión del crecimiento económico, según la AHF.

"Es un grave error que el nivel de ingreso per cápita de un país constituya el principal criterio utilizado para asignar recursos financieros de cooperación porque encarece los medicamentos", señaló AHF.

AFP