Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una niña clasifica residuos en una usina municipal de basura de Maputo, Mozambique, el 14 de octubre de 2014

(afp_tickers)

La pobreza en África subsahariana ha caído en los últimos 20 años, pero sigue en niveles altos, según un estudio publicado por el Banco Mundial este viernes.

En 1990, 56% de la población vivía por debajo del umbral de la pobreza, definido como una renta de menos de 1,9 dólares por día. En 2012, un 43% de la población tenía este nivel de ingreso.

El estudio destaca que pese a que el crecimiento económico ha ayudado a avanzar en las áreas de salud y de educación, el rápido aumento de la población ha conllevado a un aumento de la pobreza extrema.

En África, la pobreza sigue estando más arraigada que en ningún otro continente. Además, las cifras de pobreza muestran la disparidad entre las zonas urbanas y rurales.

En el continente, donde entre un 60% y un 70% de las personas viven en zonas rurales, "la tasa de crecimiento de la agricultura constituye una enorme contribución a la reducción de la pobreza", dijo a la AFP Majtar Diop, vicepresidente del Banco Mundial para África.

Según el estudio, la guerra y la violencia siguen siendo los principales obstáculos para reducir la pobreza.

En Burundi, la proporción de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza subió a 64% en 2007, tras la guerra civil que afectó al país entre 1993 y 2006, frente a una cota previa de 21%.

Pero "hay menos conflictos que antes y están cambiando hacia una naturaleza más local", explicó Diop.

El informe también destaca que las personas que viven en países ricos en recursos naturales, como el oro, el petróleo o los diamantes, a veces deben pagar "una tasa al desarrollo", que merma en 10% la esperanza de vida, hace que haya un menor nivel educativo, más desnutrición y violencia doméstica.

Los seis países donde hay más desigualdad, Botsuana, Lesoto, Namibia, Sudáfrica, Suazilandia y Zambia están en el sur del continente, donde hay más yacimientos de diamantes y de minerales.

La disparidades entre la distribución de la riqueza, también se dan dentro de los países, en Kenia, por ejemplo, 8.000 personas tienen dos tercios de la riqueza.

AFP