Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem (i), dialoga con un consejero antes de una reunión en Bruselas el 21 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, fue el blanco de las críticas este martes en la Eurocámara, donde unos eurodiputados españoles le recriminaron unas declaraciones consideradas "lamentables" con los países del sur de Europa.

En una larga entrevista publicada el lunes por el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, Dijsselbloem aseguró que "en la crisis del euro, los países del norte de la zona euro se mostraron solidarios con los países en crisis".

"Para mí, socialdemócrata, pienso que la solidaridad es muy importante. Pero quien la reclama también tiene deberes. Yo no puedo gastar todo mi dinero en schnaps [un tipo de alcohol] y mujeres y a continuación pedir su ayuda", agregó.

En una comparecencia este martes ante una comisión del Parlamento Europeo, Dijsselbloem rechazó disculparse por estas declaraciones, tras pedírselo un diputado europeo. "No, por supuesto que no", dijo.

"Estas declaraciones son lamentables", le espetó el eurodiputado ecologista español Ernest Urtasun. "Quizás es gracioso para usted, pero yo no pienso que lo sea", añadió este parlamentario oriundo de España, uno de los países más golpeados en la crisis del euro junto a Grecia, Portugal o Chipre.

Con estas observaciones, "buscaba ser totalmente claro sobre lo que la solidaridad significa para mí", explicó el presidente del Eurogrupo, institución que agrupa a los ministros de Finanzas de los 19 países de la zona euro.

Por su parte, el eurodiputado conservador español Gabriel Mato estimó también durante los debates que Dijsselbloem había perdido su neutralidad y credibilidad.

"Yo creo que es un comentario que no es afortunado, ni tanto desde el punto de vista de forma, ni desde el punto de vista de fondo", aseguró por su parte el ministro de Economía español, Luis de Guindos, a su llegada a una reunión de los ministros de Finanzas en Bruselas.

Para el responsable español, quien le disputó sin éxito la presidencia del Eurogrupo a Dijsselbloem en julio de 2015, "hacer esas comparaciones no es lo ideal". "No creo que ni Portugal, [ni] Grecia hayan derrochado, ni Chipre, ni Irlanda", aseguró.

Por su parte, el jefe de filas de los socialdemócratas europeos, el italiano Gianni Pittella, cuestionó la idoneidad de Dijsselbloem para continuar como presidente del Eurogrupo, tras estas declaraciones "vergonzosas", "chocantes" y "discriminatorias".

AFP