Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta de la Comisión de mujeres de Nueva Delhi habla con los medios a su salida del Tribunal Supremo, el 21 de diciembre de 2015 en Nueva Delhi

(afp_tickers)

La justicia india rechazó este lunes un recurso contra la polémica liberación de un hombre condenado por la violación colectiva y asesinato de una estudiante en Nueva Delhi en 2012, un caso que causó gran impacto a nivel mundial.

El Tribunal Supremo estimó que no existía ningún argumento legal para justificar que el interesado, que cumplió su pena, siga en la cárcel, declaró a la prensa Swati Maliwal, presidenta de la Comisión de mujeres de Nueva Delhi y autora del recurso.

El juez "rechazó nuestro recurso en ausencia de una legislación específica. (El hombre) no puede seguir en prisión", agregó.

El padre de la víctima, Badrinath Singh, lamentó la decisión del tribunal. "¿Qué puedo decir? No tengo palabras para describir nuestra decepción. Nosotros no entendemos todas esas leyes, solo sabemos que el sistema nos ha traicionado (...) ha traicionado a las mujeres de este país", dijo.

El joven, que tenía 17 años en el momento de los hechos, había sido condenado a tres años de cárcel, la pena máxima para un menor.

Su puesta el libertad el domingo provocó manifestaciones alrededor de la Puerta de la India, uno de los principales monumentos de Nueva Delhi.

El ya exconvicto era el más joven de un grupo de seis hombres que violó en un autobús a una estudiante de 23 años.

Cuatro adultos fueron condenados a muerte en 2014 por este caso y apelaron la sentencia ante el Tribunal Supremo.

La víctima, que murió a causa de una hemorragia interna el 29 de diciembre de 2012 tras dos semanas en el hospital, había sido atacada tras salir del cine con su pareja, que también se encontraba en el autobús en el momento de la agresión.

- "Permiso para violar'"-

La madre de la víctima, Asha Devi, consideró que la decisión demostraba que el país no había "aprendido la lección" tras el drama ocurrido. "En el fondo, han dado a los jóvenes criminales un permiso que estipula que, antes de los 18 años, se tiene derecho a violar a chicas, a hacer lo que se quiera, porque el código penal no prevé ningún castigo por ello", lamentó.

La muerte de Jyoti puso de manifiesto el elevado nivel de violencia que sufren las mujeres en India y supuso un endurecimiento de la ley por delitos sexuales.

El país registró 36.735 denuncias de violación solo en 2014, de los cuales 2.096 se produjeron en Nueva Delhi, pero los especialistas creen que se trata tan solo de la punta del iceberg.

Tras las protestas del domingo, está prevista una nueva manifestación este lunes frente al parlamento.

AFP