Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Uganda y candidato a su reelección, Yoweri Museveni (dcha), votando en las elecciones presidenciales y parlamentarias en Nshwere, al suroeste de Kampala, capital dle país, el 18 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, en el poder desde hace 30 años, fue reelecto para un quinto mandato, declaró este sábado la Comisión Electoral, tras unos comicios que la oposición rechazó como fraudulentos.

"El resultado de unas elecciones pueden romper o construir un país (...). Como ugandeses, preparémonos para mostrar más tolerancia" indicó el jefe de la Comisión Electoral, Badru Kiggundu, tras declarar la victoria de Museveni, de 71 años.

Museveni obtuvo oficialmente el 60% de los votos en las elecciones del pasado jueves, cuya caótica organización obligó a prolongar un día más la apertura de los colegios electorales.

El líder opositor, Kizza Besigye, detenido durante la jornada electoral, liberado y vuelto a detener, obtuvo el 35% de los votos, según la Comisión.

"Los resultados de las elecciones presidenciales deben rechazarse", pidió Besigye, de 59 años, en arresto domiciliario.

La casa del opositor estaba rodeada este sábado de decenas de policías antidisturbios.

El gobierno desplegó también policías y soldados en las calles de la capital.

En su mensaje a la comunidad internacional, Besigye declaró: "si ratifican estas elecciones fraudulentas, tengan la valentía de admitir que no les preocupan la democracia o los derechos humanos en África".

Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado estadounidense, pidió la inmediata liberación de Besigye y dijo en un comunicado que, si bien la jornada electoral había sido pacífica, su implementación fue "profundamente incompatible con los estándares y expectativas internacionales de todo proceso democrático".

Citó "demoras en la entrega de los materiales de votación, informes de que había papeletas ya marcadas, compra de votos, bloqueo de redes sociales y un excesivo uso de la fuerza por parte de la policía".

Museveni llegó al poder en 1986, tras tomar Kampala con su Ejército de la Resistencia Nacional (NRA) y derrocar al autócrata Milton Obote. Sigue siendo muy popular y se beneficia de la capacidad financiera y la experiencia electoral de su partido, el Movimiento de Resistencia Nacional (NRM).

"El resultado confirmó que nuestros oponentes fracasaron a la hora de plantear una alternativa" dijo el portavoz del NRM, Mike Sebalu.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP