Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El papa Francisco (D) se saluda con el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, el 2 de diciembre de 2016, en el marco de una audiencia privada en la Ciudad del Vaticano

(afp_tickers)

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, inicia este lunes un viaje para reunirse con sus homólogos de Alemania, Rusia y Finlandia, con los que abordará temas de comercio e inversiones, pero también de terrorismo y narcotráfico, antes de que el país latinoamericano asuma la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

La gira del mandatario, que se extenderá hasta el próximo 17 de febrero, comenzará en Berlín, donde el miércoles sostendrá un almuerzo con la canciller Angela Merkel.

De acuerdo con la agenda difundida por la presidencia uruguaya, las autoridades de ambos países firmarán una declaración conjunta para ampliar su cooperación en materia de alimentación y agricultura, mientras que el presidente y su comitiva participarán en la feria internacional Fruit Logística, entre otras actividades comerciales y empresariales.

Sin embargo, la prensa local destaca el alto contenido político que tendrán las conversaciones de Vázquez, especialmente con Merkel y con el presidente ruso, Vladimir Puntín, con quien se reunirá en Moscú el 16 de febrero.

"Ahora nosotros estamos en el Consejo de Seguridad, y ahí todas las voces importan. Por eso importa nuestra posición", dijo al periódico El País una fuente de la presidencia.

Los mandatarios hablarán de "las preocupaciones por el terrorismo, la protección de civiles en los conflictos armados, el narcotráfico, seguridad, y los temas ambientales", indicó.

Uruguay, que actualmente ocupa un lugar no permanente en el Consejo de Seguridad, recibirá en mayo la presidencia rotatoria de manos de Estados Unidos.

La otra prioridad del presidente uruguayo durante su gira es su visita a Finlandia, donde se reunirá el 13 de febrero con el presidente, Sauli Niinistö, y firmará con el primer ministro, Juha Sippilä, acuerdos en materia de aduanas, bioeconomía y economía circular.

Finlandia cobra vital interés en este periplo europeo porque la empresa procesadora de celulosa UPM planea invertir unos 5.000 millones de dólares en una planta en Uruguay, una de las inversiones más grande en la historia del país latinoamericano.

Vázquez se reunirá con los ejecutivos de esta firma, que han pedido a las autoridades uruguayas garantizar varias obras de infraestructura para llevar adelante la planta.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP