Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa Michelle, se despiden en su partida de Buenos Aires, el 24 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, partió en los primeros minutos de este viernes a Washington, tras un viaje que marcó un acercamiento histórico con Cuba y el apoyo contundente al nuevo gobierno en Argentina.

El Air Force One despegó a las 00H11 locales (03H11 GMT) desde el aeropuerto internacional de Ezeiza en Buenos Aires.

Obama caminó junto a su esposa Michelle, sus hijas y su suegra por la pista, donde cambió del avión que los llevó al paraje turístico de Bariloche a la aeronave que lo trasladaría a Washington.

En este lugar de paisajes 'suizos', con lagos y precodillerano, a más de 1.600 km al sudoeste de la capital, Obama pasó unas horas de ocio y cenó con su par argentino, Mauricio Macri, y su esposa Juliana Awada, según informó con fotos el propio mandatario argentino en su cuenta de Twitter.

La visita de dos días en Argentina coincidió el jueves con el 40 aniversario del golpe militar que alentó Washington entre 1976 y 1983. Obama dijo un histórico "nunca más" a las dictaduras en un homenaje a las víctimas del sangriento régimen, que tuvo réplicas en Chile, Uruguay, Bolivia y Brasil.

"Estados Unidos tiene que analizar ese pasado", lanzó Obama con tono ceremonioso en el memorial con muros que exhiben los nombres de unos 9.000 muertos y desaparecidos.

El presidente visitante admitió una "autocrítica" que analiza Estados Unidos por la instigación y preparación de las dictaduras latinoamericanas de los años 70, pero no expresó el arrepentimiento que los organismos humanitarios esperaban.

"La autocrítica fue totalmente 'light'", opinó la dirigente de Madres Línea Fundadora Taty Almeida. "Lo malo es que Macri haya insistido junto a Obama en que hay que mirar al futuro. No hay caso, no aceptan el genocidio y al terrorismo de Estado apoyado por EEUU", dijo Almeida.

En Buenos Aires, decenas de miles de personas marcharon en repudio por la dictadura, en memoria de los desaparecidos y también en rechazo a las políticas económicas pro mercado que ha ido implementando el presidente Macri desde su asunción el 10 de diciembre pasado

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP