El presidente surcoreano, Moon Jae-in, anunció el martes en el Parlamento un aumento del gasto militar e instó a Corea del Norte a retomar el diálogo, lo que podría suscitar el enfado de Pyongyang.

El diálogo entre los países está en punto muerto desde el fracaso de la cumbre de Hanói en febrero entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el dirigente norcoreano Kim Jong Un.

Desde entonces, Pyongyang condenó los ejercicios militares anuales realizados conjuntamente entre las fuerzas estadounidenses y Seúl, en los que ve un ensayo general de una invasión, así como la adquisición por parte de Corea del Sur de aviones de caza estadounidenses.

La situación es ahora muy diferente de la de 2018, cuando Moon Jae-in aprovechó los Juegos Olímpicos de Pyeongchang para romper el hielo y reunirse tres veces con el dirigente norcoreano Kim Jong Un.

Corea del Sur aumentará el presupuesto dedicado a defensa un 7% para alcanzar más de 50 billones de wones (37.660 millones de dólares) el próximo año, declaró Moon en el Parlamento, y señaló que una "defensa fuerte" era esencial para "la autodeterminación".

"Reforzaremos el sistema de defensa impulsando bienes como submarinos de próxima generación y satélites de vigilancia", afirmó.

Este anuncio se produce un mes después de que Corea del Norte afirmara que había lanzado un misil balístico desde un submarino, en el marco de una "nueva fase" de sus programas de armamento. Se trató del acto de provocación más fuerte desde el inicio de la distensión con Estados Unidos en 2018.

Varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU prohíben a Pyongyang el desarrollo de misiles balísticos.

A principios de octubre, Pyongyang y Washington reanudaron las conversaciones en Suecia, que finalmente acabaron en punto muerto.

Actualmente, Pyongyang descarta cualquier reanudación de las discusiones intercoreanas.

Moon, por su parte, ferviente partidario del diálogo con Pyongyang, mantiene la esperanza a pesar de los múltiples reveses, y afirma que las negociaciones en punto muerto eran el "último obstáculo" antes de la desnuclearización.

Un "futuro radiante" para el Norte solo es posible con la base de una "economía de paz" dirigida por proyectos económicos intercoreanos, lanzó. "Insto al Norte a actuar", aseveró.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes