Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos rohinyás llenan unos cántaros de agua en el campo de refugiados de Thwangkhaneari, cerca de Ukhia (Bangladés), el martes 26 de septiembre

(afp_tickers)

Birmania decidió entreabrir el jueves a las organizaciones humanitarias la puerta del estado de Rakáin, escenario de violencia desde agosto, que provocó la fuga de 500.000 musulmanes rohinyás hacia Bangladés, informaron portavoces de la ONU.

"Habrá un viaje organizado por el gobierno probablemente mañana (jueves) hacia Rakáin. Es un primer paso, en el que participarán directores de agencias (de la ONU). Pero esperamos principalmente que sea un primer paso hacia un acceso mucho más libre y amplio a la zona", dijo a la prensa el portavoz de Naciones Unidas, Stephane Dujarric.

Las organizaciones humanitarias de la ONU presentes en la capital, Rangún, debieron abandonar Rakáin en el verano boreal, cuando el ejército birmano inició operaciones militares contra los rebeldes rohinyás. Como consecuencia, más de 410.000 miembros de la minoría musulmana de los rohinyás huyeron hacia el vecino Bangladés.

Desde fines de agosto la ONU reclama un acceso humanitario al estado de Rakáin, sumido en la violencia desde que el 25 de agosto grupos rebeldes rohinyás atacaron varias comisarías y desataron la represión del ejército.

El gesto de las autoridades birmanas sigue estando limitado a un "viaje organizado" que permitiría a los responsables humanitarios evaluar la situación. Según diversas fuentes, el ejército birmano incendió aldeas y plantó minas a lo largo de la fronteras para impedir el regreso de los rohinyás.

Los rohinyás, la mayor población apátrida del mundo, son tratados como extranjeros en Birmania, cuya población es más de 90% budista.

La ONU, activistas de derechos humanos y algunos líderes del mundo califican la campaña militar birmana de "limpieza étnica".

Los militares, muy criticados por su bloqueo a los medios durante la campaña en torno a la ciudad de Maungdaw, oeste de Birmania, organizaron una visita de pocas horas para los medios en la ciudad hindú de Ye Baw Kyaw, en la zona de Kha Maung Seik.

Las autoridades birmanas prosiguen la búsqueda de fosas comunes. Hasta ahora se encontraron 52 cuerpos, según el Gobierno birmano. El Ejército asegura que son residentes hindúes abatidos por los rebeldes rohinyás a fines de agosto.

El grupo ARSA (Ejército de Salvación de los Rohinyás de Arakan) "desmintió categóricamente" este miércoles esas acusaciones.

- Reunión de la ONU -

La visita, prevista para el jueves, coincidirá con la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York consagrada a la situación en Birmania.

El 13 de septiembre, el Consejo de Seguridad había reclamado a Birmania "medidas inmediatas" para detener una "violencia excesiva" en el oeste del país contra los rohinyás, tras una reunión a puertas cerradas sobre el éxodo de esa minoría y la violencia ejercida contra ella.

El Consejo de Seguridad había exhortado "al gobierno birmano a facilitar la ayuda humanitaria en el estado de Rakáin", una demanda que no fue satisfecha hasta ahora.

La reunión del organismo de las Naciones Unidas será pública y en ella hablará el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Hace una semana, cuando su país fue acusado de limpieza étnica, e incluso de genocidio durante la asamblea general, tal como lo hizo el presidente francés, Emmanuel Macron, la dirigente birmana y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, abandonó su silencio y dijo que estaba "lista" para organizar el retorno de los rohinyás.

Los cerca de 480.000 musulmanes rohinyás que desde agosto en adelante cruzaron a Bangladés se suman a los cerca de 300.000 que ya viven allí -en campos de refugiados miserables e insalubres- tras haber huido de Birmania a causa de anteriores hechos de violencia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP