Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

(I-D) El expresidente de Tepco Tsunehisa Katsumata y sus dos vicepresidentes, Ichiro Takekuro y Sakae Muto, en una combinación de retratos del 28 de junio de 2017. Los tres exdirigentes están acusados de negligencia por el desastre de Fukushima

(afp_tickers)

El proceso contra tres exdirigentes de la compañía que gestionaba la accidentada central de Fukushima, acusados de negligencia, se inicia el viernes ante la justicia penal, un acontecimiento esperado desde hace mucho tiempo por las víctimas.

La comparecencia ante un tribunal de Tokio del expresidente del Consejo de Administración del grupo Tokyo Electric Power (Tepco) en el momento del drama, Tsunehisa Katsumata (de 77 años), y de sus dos vicepresidentes, Sakae Muto (66) e Ichiro Takekuro (71), ya es una primera victoria para los ciudadanos que interpusieron la querella.

En enero de 2015 estas demandas fueron inicialmente descartadas por otra instancia por falta de pruebas. "Hemos interpuesto varias querellas desde 2012 contra otras personas, pero que no han sido admitidas a trámite", recuerda un responsable de la asociación de querellantes penales en el desastre de Fukushima.

La catástrofe se produjo en marzo de 2011, cuando un violento terremoto produjo un devastador tsunami que afectó a la central, causando el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil (Ucrania), en 1986.

Para llegar a un juicio ha sido necesaria en estos seis años una gran determinación por parte de los habitantes de la región, enfrentados a un procedimiento judicial extremadamente complejo.

Así, por primera vez la justicia se va a pronunciar sobre la culpabilidad de personas en este drama, calificado por una comisión de investigación de "catástrofe de origen humano".

"Incluso hoy es imposible decir que el accidente está resuelto. Esperamos que de este proceso salga la verdad sobre este drama, que se sepa dónde están las responsabilidades", declaró a la AFP Ruiko Muto, presidenta de la asociación.

"Queremos un veredicto lo más rápido posible, teniendo en cuenta que nuestra querella data de 2012 y que, entre tanto, hubo víctimas del drama que murieron sin siquiera haber visto el inicio del proceso".

Unos 4.200 documentos relativos al caso han sido remitidos al tribunal desde que se decidiera en julio de 2015 juzgar a los exdirigentes de Tepco. Esta decisión fue confirmada en febrero de 2016.

- Responsables de 44 muertes -

Los tres hombres, que se declaran inocentes, están acusados de no haber reforzado las medidas de precaución ante la hipótesis de un tsunami que pudiera superar los criterios de base según los cuales fue construida y sometida a mantenimiento durante décadas la central de Fukushima Daiichi (noreste).

Los querellantes consideran a los exdirectivos responsables de la muerte de 44 personas evacuadas urgentemente del hospital de Futaba, a algunos kilómetros del sitio, así como de las heridas sufridas por otras 13 personas.

Además del juicio contra estos tres exdirigentes, "debe analizarse el rol de la autoridad de regulación, y a través de ella, el del propio Estado", como reiteró varias veces un abogado de los querellantes, Yuichi Kado.

Las autoridades insisten en el hecho de que ningún fallecimiento se produjo directamente por las radiaciones generadas por los tres reactores que entraron en fusión en la central de Fukushima. Pero sí reconocen "fallecimientos vinculados" con las súbitas evacuaciones que se produjeron después y con la degradación de las condiciones de vida de las personas acogidas en precarios refugios.

AFP