Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El nuevo ministro de Economía peruano Fernando Zavala, durante la ceremonia de asunción del cargo celebrada en el Palacio de gobierno de Lima, el 23 de junio de 2018

(afp_tickers)

El primer ministro peruano, Fernando Zavala, asumió el viernes la cartera de Economía y Finanzas, tras la forzada salida de su titular por una pugna con el Congreso, dominado por la oposición, mientras el país necesita un impulso en su crecimiento.

Zavala, que reemplaza al renunciado Alfredo Thorne, juró en la mañana del viernes en ceremonia encabezada por el presidente Pedro Pablo Kuczynski en el Palacio de gobierno. Seguirá siendo simultáneamente primer ministro, una especie de jefe de gabinete del presidente y coordinador de los ministros.

El flamante titular de Economía, de 46 años, es un tecnócrata y hombre de negocios con experiencia en el cargo, pues lo ocupó en 2005 durante el gobierno de Alejandro Toledo.

Según versiones de prensa, Zavala estará temporalmente en esa función hasta la llegada de un nuevo ministro el 28 de julio, cuando Kuczynski cumple un año en el poder.

El cambio ocurre en momentos que Perú enfrenta un freno por el impacto del escándalo de corrupción generado por el pago de sobornos a cambio de obras públicas por parte de compañías brasileñas, como Odebrecht. Ello paralizó una serie de proyectos de infraestructura claves en el país andino.

También han golpeado la economía los desastres causados por el fenómeno climático del "Niño Costero", sobre todo en agricultura y transportes. En marzo el crecimiento del PIB anotó un débil 0,71% y 0,17% en abril.

Sin embargo, los lineamientos económicos de impulso a la inversión se mantienen. El Banco Central espera un crecimiento en 2017 de 2,8%, sobre la media en la región.

"La economía es bastante sólida, no creo que vaya golpear (el cambio), en este momento no se nota ningún efecto. Es muy antipático decirlo, suena como 'no importa que se vaya', lo que quiere decir es que tenemos una economía muy fuerte", dijo recientemente el presidente del Banco Central, Julio Velarde.

Thorne de vio forzado a renunciar en medio de un escándalo político tras la rescisión de un cuestionado contrato para construir un aeropuerto internacional en Cusco, uno de los principales destinos turísticos de Perú.

En la grabación de una conversación difundida recientemente por la prensa, Thorne parece presionar al contralor de Perú para que diera su visto bueno al contrato público del aeropuerto a cambio de autorizarle mayor presupuesto para su institución.

Esta situación obligó a Thorne a solicitar, sin éxito, la confianza del Congreso, que controla Fuerza Popular, el partido opositor de Keiko Fujimori, con el que el gobierno mantiene una creciente pugna.

En total, Kuczynski ha perdido tres ministros en la confrontación con el Congreso, en apenas 11 meses de gestión: Martín Vizcarra, ministro de Transportes, vicepresidente y brazo derecho de Kuczynski, que había defendido férreamente el contrato de Chinchero, renunció el 22 de mayo, horas antes de que el Congreso lo censurase por el mismo caso.

En diciembre pasado, el ministro de Educación, Jaime Saavedra, impulsor de una reforma liberal, fue censurado por el Congreso, por lo que tuvo que dimitir. Y aún faltan cuatro años de gobierno.

AFP