Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un joven manifestante católico le lanza una piedra a unos vehículos del ejército británico el 2 de marzo de 1972 en Londonderry, en Irlanda del Norte, durante una protesta por el Domingo sangriento

(afp_tickers)

Un exsoldado fue detenido por la matanza de 14 manifestantes en Londonderry, Irlanda el Norte, en 1972, conocida como el Domingo sangriento, informó este martes el ministerio de Defensa británico.

Se trata del primer militar detenido por aquellos hechos. "Tenemos constancia de que un soldado fue detenido por la policía norirlandesa en conexión con su investigación de los acontecimientos del Domingo Sangriento", dijo un portavoz del ministerio de Defensa, que consideró "inoportuno" comentar el arresto.

La policía de la provincia británica de Irlanda del Norte confirmó la detención de un hombre de 66 años en el condado de Antrim, en el centro de Irlanda del Norte.

Se trata de la primera detención después de que las autoridades británicas aceptaran finalmente investigar los hechos en 2012, tras la publicación de un informe que llegó a la conclusión de que ninguna de las víctimas suponía una amenaza para los soldados cuando dispararon.

Tras estas conclusiones, el primer ministro británico, David Cameron, calificó la acción del ejército como "injustificada e injustificable".

El responsable de la investigación, Ian Harrison, dijo que la detención abre "una nueva fase en el conjunto de la investigación" y que esta fase durará algún tiempo.

La matanza del Domingo Sangriento fue uno de los episodios más brutales de los 30 años del conflicto norirlandés, llamado eufemísticamente "los disturbios" y dio título a una de las canciones más famosas del grupo irlandés U2, 'Sunday bloody Sunday'.

El conflicto norirlandés enfrentó a protestantes partidarios de que el Úlster siguiera siendo británico, con el apoyo del ejército británico, y los católicos, que querían que se integrara en Irlanda y que tenían en el IRA a su brazo armado. El conflicto acabó con los acuerdos de paz del Viernes Santo en 1998.

AFP