Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Memorial items hang from a fence surrounding the Inland Regional Center, site of the massacre by suspects Syed Farook and Tashfeen Malik earlier this month, in San Bernardino, California, December 21, 2015. Enrique Marquez, who is alleged to have purchased the assault rifles used by the couple to kill 14 people and injure many others, appeared at a detention hearing in federal court today. AFP PHOTO / DAVID MCNEW

(afp_tickers)

Un juez ordenó prisión sin fianza para el hombre acusado de haber comprado ilegalmente dos rifles utilizados por los atacantes de San Bernardino en la matanza de principios de mes, que dejó 14 muertos y 22 heridos en California.

El juez David Bristow rechazó los argumentos del abogado de Enrique Marquez, alegando que su asociación con Syed Farook, uno de los tiradores, era suficiente para mantenerlo detenido.

Marquez, de 24 años, quien ha estado cooperando con las autoridades, fue acusado la semana pasada por las autoridades federales de cargos terroristas por haber comprado ilegalmente dos rifles que Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, usaron en la matanza de San Bernardino, California, el 2 de diciembre.

También se enfrenta a cargos de conspiración por haber urdido planes de atentados terroristas junto a Farook en 2011 y 2012.

Las autoridades informaron que no había pruebas de que Marquez estuviera involucrado en la matanza que llevaron a cabo Farook y su mujer paquistaní, Tashfeen Malik.

El acusado también enfrenta un tercer cargo por haber engañado a las autoridades federales de inmigración al arreglar su casamiento con una mujer de la familia de Farook a cambio de 200 dólares mensuales.

Farook y Malik murieron en un tiroteo con la policía luego de la matanza de San Bernardino.

AFP