Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La página de inicio de la red social Facebook, en una imagen captada el 1 de marzo de 2015 en París

(afp_tickers)

Las grandes empresas de internet en Estados Unidos se encuentran en una situación complicada tras la decisión del Tribunal de Justicia europeo que les impide transferir los datos de sus usuarios europeos hacia Estados Unidos.

La resolución europea del martes, que invalidó el acuerdo conocido como 'Safe Harbor', afecta a más de 4.000 empresas estadounidenses presentes en internet, desde las gigantes Apple Apple, Facebook y Google hasta pequeñas 'startups'.

"Salvo cortar a hachazos los cables submarinos de fibra óptica que conectan Europa con Estados Unidos, es difícil imaginar una acción más perturbadora para el comercio digital transatlántico", estimó la Fundación para la Innovación y las Tecnologías de la Información (ITIF), asociación con sede en Washington. El acuerdo sobre la transferencia de datos en vigor desde hace 15 años "ha sido la piedra angular de la economía en línea transatlántica desde antes que se fundaran compañías como Facebook", recordó.

El crecimiento de las redes sociales virtuales y los servicios de almacenamiento en la 'nube' han llevado a los titanes de internet a crear enormes centros de datos en Estados Unidos y otros sitios para almacenar todo tipo de información vinculada a los usuarios de internet.

Los detalles sobre los usuarios y sus búsquedas, que sirven luego a los anunciantes para llegar mejor a ellos se han convertido en el pulmón de la economía de internet.

- Un enorme problema -

La decisión del tribunal europeo podría obligar a las compañías a mantener la información digital de los usuarios europeos en Europa, lo que implicaría que tengan suficiente capacidad de almacenamiento en ese continente.

Aunque las grandes firmas tecnológicas podrían asumir ese coste, parece difícil que las pequeñas o medianas puedan afrontar ese gasto.

"Es un gran problema para las compañías que transfieren mucha de esa información a través de las fronteras, especialmente Google o Facebook, que analizan la mayor parte en Estados Unidos", opinó el analista independiente Rob Enderle, de Enderle Group. "Significa que debes mantener los datos en el país" del usuario, agregó.

Las firmas de internet deberían rentar capacidad de almacenamiento a proveedores de servicios informáticos en Europa si no pueden instalar sus propios servidores allí, estimó el analista.

- Ya vigente -

La resolución judicial no incluye un periodo de gracia, lo que significa que las empresas de internet ya podrían estar infringiendo la ley.

Resta saber qué tan agresiva y rápidamente los reguladores europeos buscarán hacer cumplir la decisión.

La UE indicó el martes que las compañías pueden seguir transfiriendo datos personales a Estados Unidos mientras las autoridades redactan un acuerdo que sustituya al 'Safe Harbur'.

"No es que el gobierno de Estados Unidos no haya visto que esto se venía", señaló Danny O'Brien, de la Fundación por una Frontera Electrónica (EFF), asociación estadounidense que defiende los derechos de los internautas. "En los últimos dos años, las principales compañías tecnológicas, incluidas Facebook y Google, han indicado a los políticos estadounidenses que si no reformaban los programas globales de vigilancia de la NSA (la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos) se corría el riesgo de 'romper internet'", añadió.

El tribunal de la UE aceptó el argumento legal de que el acuerdo 'Safe Harbor' no cumplía con su cometido, dadas las revelaciones sobre un sistema de vigilancia masiva a nivel mundial filtradas en 2013 por el exconsultor de la NSA Edward Snowden. Según O'Brien, "la extensión de las revelaciones sobre los programas de vigilancia de la NSA ha sacudido la confianza de los usuarios en las compañías de internet estadounidenses como Facebook, Google o Apple".

"No debería sorprender entonces que el tribunal europeo resolviera que ya no se puede confiar automáticamente en las compañías estadounidenses en materia de datos personales de europeos", añadió.

La ITIF advierte de todas formas de que la resolución judicial no solo afectará a las firmas de internet, sino a toda la economía en general. La fundación urgió así a los políticos de ambos lados del Atlántico a elaborar rápidamente un acuerdo interino para evitar la suspensión del "comercio en línea transatlántico de la noche a la mañana".

AFP