Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vacas vistas en una granja cubierta con ceniza del Volcán de Fuego en la comunidad de San Antonio, estado de Colima, México, el 11 de julio de 2015.

(afp_tickers)

Aun cuando el TLCAN fracasara, los productores de carne bovina mexicana dijeron este miércoles que seguirán comerciando con Estados Unidos, su principal mercado, mientras buscan nuevos clientes como Rusia, China y la Unión Europea.

Para este año, la meta es exportar 220.000 toneladas de carne de res, un incremento de 3,6% frente a las 212.336 toneladas de 2017, y que representaron ingresos por 1.181 millones de dólares. Esta cifra crece a 1.754 millones si se suma la venta de ganado en pie.

Estados Unidos, destino de 89% del total de exportaciones, es también el principal proveedor de granos y pastas, insumos vitales para los ganaderos, por lo que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está al tope de la agenda.

"¿Qué pasa si el Tratado de Libre comercio no sigue? Seguiremos exportando porque es nuestro mercado natural", dijo Rogelio Pérez, director de Mexican Beef, marca internacional de la carne de México, el tercer mayor proveedor de Estados Unidos, después de Canadá y Australia, con cortes finos como rib-eye y costillares.

México es también el sexto mayor productor mundial de carne bovina, con cerca de 2 millones de toneladas anuales, detrás de Estados Unidos, Brasil, China, Argentina y Australia, y el décimo exportador, actividad a la que dedica poco más del 10% de su producción.

Sin embargo, los ganaderos mexicanos tienen claras exigencias sobre la mesa de negociación del TLCAN.

La principal es que "el mercado siga abierto" y sin espacio para prácticas discriminatorias como el etiquetado "COOL", con el que Estados Unidos obligaba a mexicanos y canadienses a señalar el origen de su producto, y que le costó a Washington una sanción de 1.000 millones de dólares de parte de la Organización Mundial de Comercio en 2015.

También están en contra de la revisión quinquenal del acuerdo, conocida como "Sunset Clause", precisó el director de Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG), Enrique López.

Aunque este año empieza marcado también por renegociaciones con la Unión Europea, que por ahora prohíbe el ingreso de carne mexicana, así como con Argentina y Brasil, los ganaderos son optimistas respecto a grandes mercados como Rusia y China, dijo el presidente de la AMEG, Juan José Córdoba.

Precisó que dos empresas mexicanas ya cuentan con autorización para exportar su producto a China y se espera que en el caso de Rusia las exportaciones empiecen en los próximos cuatro meses.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP