Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un vaso de leche servido el 16 de noviembre de 2014 en Lille, norte de Francia

(afp_tickers)

Unos 2.500 litros de leche fueron regalados este miércoles a pobladores y vecinos por productores lácteos argentinos para alertar sobre la crisis que atraviesa el sector, en una protesta en la ciudad de Rafaela, 540 km al norte de Buenos Aires.

Los productores de varias provincias del centro y este de Argentina, habían anunciado que entregarían gratuitamente leche pasteurizada y alfajores (un tradicional pastel relleno con dulce de leche), lo que convocó a vecinos y pobladores de barrios carenciados de la zona, en la vera de la ruta.

"Nuestro reclamo es un pedido hacia el Gobierno nacional para que regule la cadena láctea, antes que sea demasiado tarde", señalo la Asociación de Productores de Leche de Argentina (APLA), en un comunicado de prensa.

Los dueños de tambos alertaron sobre su situación "terminal" debido a que el precio que reciben por el litro de leche no cubre los costos de producción, según denuncian por esta crisis que también está relacionada con la reciente escasez de mantequilla.

"El sector de comercialización se está llevando la mayor parte de las ganancias, estamos viviendo la peor crisis de la historia de la lechería", afirmó Marcelo Aimaro, presidente de la Mesa Provincial de Productores Lecheros de Santa Fe.

Aimaro afirmó que "hay que ordenar la cadena de comercialización y devolver al productor la rentabilidad".

El dirigente dijo que los tamberos venden a un precio de 4 pesos (0,28 dólares) por litro de leche, con un costo de producción de 5,20 pesos, cuando en las góndolas de los supermercados se ofrece el litro a entre 20 (1,3 dólares) y 25 pesos (1,7 dólares).

"Pedimos al gobierno nacional que lo recupere, que está en la cadena y que hay un eslabón de la cadena que se lo está llevando y que no corresponde", advirtió Aimaro.

Casi toda la producción lechera se consume dentro del mercado interno y solo se exporta el remanente de entre 15 y 20%.

La lechería es una de las pocas actividades del sector agrícolo-ganadero que no se vio favorecido por las medidas del gobierno de Mauricio Macri, desde que asumió en diciembre en Argentina, uno de los mayores proveedores mundiales de alimentos.

Macri recibió el sábado un respaldo explícito del poderoso sector agrícola tras la eliminación de los impuestos a las exportaciones de granos y su reducción para la soja, y la situación de los tamberos fue uno de los escasos reclamos que escuchó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP