Más de 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en el oeste de Dinamarca, anunció el domingo la policía, que ha abierto una investigación.

"Más de 80 lápidas fueron pintadas con grafitis verdes y algunas lápidas fueron derribadas" en el cementerio de Østre Kikegård de Randers, escribió en un comunicado la policía del Jutland oriental.

"No hay símbolos o textos escritos sobre las lápidas, pero se derramó pintura", precisó un portavoz de la policía, Bo Christensen, según la agencia de prensa local Ritzau.

El sábado por la tarde se depositó una denuncia, pero la policía indicó que no conocía la fecha exacta de las profanaciones.

El cementerio judío de Randers fue establecido a principios del siglo XIX. Con unas 200 personas, la ciudad contaba entonces con la mayor comunidad israelí fuera de Copenhague.

Unos 6.000 judíos viven actualmente en Dinamarca, sobre todo en la capital.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes