Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente ruso Vladimir Putin (d) y el primer ministro italiano Matteo Renzi el 17 de junio de 2016 en San Petersburgo

(afp_tickers)

Rusia está "dispuesta a dar un paso" hacia los europeos, anunció este viernes el presidente Vladimir Putin, quien aseguró que no es "rencoroso", a pesar de que la Unión Europea se dispone a prolongar las sanciones.

"Nos acordamos de cómo empezó todo. Rusia no inició el declive (de nuestras relaciones), de los problemas, de las sanciones", declaró Putin en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF).

"Pero nosotros, como decimos en nuestro país, no somos rencorosos y estamos dispuestos a dar un paso hacia nuestros socios europeos", añadió, advirtiendo sin embargo que esto "no puede darse, por supuesto, en un sentido único".

Putin estaba acompañado en este foro del primer ministro italiano Matteo Renzi, el presidente kazajo Nursultán Nazarbáyev y de inversores extranjeros.

El presidente ruso pidió "restablecer la confianza en las relaciones rusoeuropeas".

"La UE, a pesar de los problemas conocidos, sigue siendo un socio económico y comercial clave para Rusia", subrayó. "No somos indiferentes a lo que les ocurre a nuestros vecinos, a la economía europea".

Bruselas prolongó oficialmente este viernes por un año las sanciones impuestas a Rusia por haberse anexionado Crimea en 2014. Unas sanciones que prohíben las inversiones e importaciones de productos de la península hacia la UE.

Esta prolongación de las sanciones no ha sorprendido a nadie. El jueves, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, repitió que la aplicación total de los acuerdos de paz de Minsk para el Este de Ucrania, donde Rusia ha sido acusada de apoyar y armar a los rebeldes separatistas, era "la única forma de levantar las sancionas económicas impuestas" a Moscú.

Los 28 Estados miembros de la UE se disponen además a reconducir la semana que viene otras duras sanciones decretadas contra Rusia, en esta ocasión por su supuesta implicación en el conflicto ucraniano, según varios diplomáticos contactados por la AFP.

Moscú, a modo de respuesta, amenazó con prolongar hasta finales de 2017 su embargo a los productos alimentarios que vienen de la UE, una medida que supone un peso financiero considerable para los agricultores europeos.

"Las sanciones afectan negativamente a las empresas rusas y a las europeas. Ambas partes sufren", reconoció Renzi. "Para pasar esta página (...) deberíamos hacer todos un esfuerzo", añadió.

A tres meses de las legislativas, el presidente ruso prometió a los inversores "cambios estructurales" y más liberalización de la economía para alcanzar un crecimiento de "al menos un 4%".

De Siria a Ucrania, pasando por la OTAN, los temas de discordia se han multiplicado en los últimos años entre Rusia y la UE.

Putin no resistió a pronunciarse irónicamente sobre los graves disturbios protagonizados por hinchas rusos durante la Eurocopa de Francia, que provocó la expulsión de una veintena de sus compatriotas y penas de cárcel.

"La violencia entre los hinchas rusos e ingleses es un escándalo", declaró.

"Dicho esto, no entiendo cómo 200 de nuestros aficionados hayan podido moler a palos a miles de ingleses", añadió el mandatario ruso entre risas y aplausos de la audiencia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP