Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vladimir Putin camina por un salón del Kremlin antes de una reunión, este martes 17 de enero en Moscú

(afp_tickers)

El presidente ruso, Vladimir Putin, rechazó este martes las informaciones de medios estadounidenses de que los servicios secretos rusos espiaron en Moscú al próximo presidente de EEUU, Donald Trump, para chantajearlo.

"(Trump) era simplemente un empresario, una de las personas más ricas de EEUU (...) ¿Alguien piensa que nuestros servicios secretos van tras cada multimillonario estadounidenses? Por supuesto que no, es un delirio total", ironizó Putin en una rueda de prensa sobre una visita de Trump a Moscú en noviembre de 2013.

El mandatario ruso añadió que "nunca se había reunido" con Trump. Según un informe, publicado por varios medios norteamericanos, pero que no fue verificado, los servicios secretos rusos (FSB, exKGB) espiaron a Trump.

La prensa citó, entre otros temas, un vídeo de carácter sexual donde supuestamente había prostitutas implicadas, registrado clandestinamente por los servicios rusos durante la visita del magnate a Moscú en 2013.

"¿Trump habría llegado y habría ido corriendo a buscar prostitutas moscovitas?", prosiguió Putin, recordando que se trata de "alguien que ha organizado toda su vida concursos de belleza y que ha frecuentado las mujeres más bellas del mundo".

"Saben, me es difícil imaginar que se fue para el hotel para reunirse con estas chicas de conciencia social reducida, aunque, por supuesto, sean las mejores del mundo", declaró el mandatario, haciendo esfuerzos para no reírse. Tomó luego un aire más serio para afirmar que la prostitución era "un fenómeno social serio, horrible".

AFP