Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, durante una intervención en el centro de reflexión europeo Bruegel, en Bruselas, el 12 de abril de 2017

(afp_tickers)

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, consideró este miércoles que "las conversaciones" con Atenas y sus acreedores de la zona euro están todavía "a medio camino" y pidió de nuevo a los europeos que alivien la deuda.

"Lo que he visto en las dos últimas semanas va en la buena dirección", declaró en Bruselas durante una intervención ante el centro de reflexión europeo Bruegel. Pero "sólo estamos a medio camino", advirtió.

En menos de diez días, todos los ministros de la eurozona coincidirán en Washington para participar en las reuniones de primavera (boreal) del FMI, donde se tratará la espinosa cuestión de la deuda griega.

Este miércoles, Lagarde y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, se reunieron en Bruselas, según un tuit del comisario, donde hablaron para preparar "las próximas etapas del programa griego".

Las negociaciones entre Atenas y sus acreedores, la eurozona y el FMI, patinan desde hace meses, lo que bloquea la consecución del tercer programa de ayudas, de 86.000 millones de euros, aprobado en julio de 2015 y que abarca hasta julio de 2018.

La semana pasada, el Gobierno griego se comprometió a llevar a cabo medidas económicas en 2019 y 2020 para satisfacer a sus acreedores. Esto debería facilitar la transferencia de una nueva parte del crédito.

Atenas necesitará pronto ese dinero puesto que debe pagar a sus acreedores más de 7.000 millones de euros en julio.

"La próxima etapa (...) consiste en encontrar la buena aplicación de estos compromisos", dijo Lagarde, advirtiendo que las dificultades radican en los detalles.

"Una vez que esto se haya hecho, (...) se hablará sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia y sabemos (...) que un alivio de la deuda será necesario", agregó.

"La extensión" de este alivio será decidido "al final del programa", pero "las modalidades" deben decidirse "antes", recordó.

Los acreedores de Grecia están divididos en lo que respecta a la deuda. El FMI, por el momento simple consejero técnico en el tercer programa de ayuda, pese a haber jugado un importante papel en los dos primeros, defiende que se reduzca sustancialmente la deuda.

Pero Alemania, principal acreedor de Grecia, se niega. Berlín insiste en que el FMI participe financieramente en el programa.

"No estamos [dentro del programa] todavía", respondió este miércoles Lagarde, que afirma conocer "el grado de compromisos" de los europeos sobre este tema.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP