Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unas monedas de euro, en una imagen tomada el 16 de febrero de 2012 en la ciudad francesa de Lille. Isolux Corsán cifró en cerca de 2.000 el número de puestos de trabajo que podrían perderse, de los cuales 1.100 en España

(afp_tickers)

El grupo español de construcción e ingeniería Isolux Corsán, con una deuda de 1.270 millones de euros y negocios en Brasil y México, anunció su quiebra este martes, con lo que peligran hasta 2.800 empleos, según el sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

La decisión de acogerse al concurso de acreedores concierne la casa matriz del grupo y seis filiales y fue tomada por el consejo de administración, indicó la empresa en un comunicado.

En los últimos días, el grupo recibió "seis ofertas de adquisición de diversas unidades productivas", que ahora serán examinadas por la justicia como parte del mecanismo del concurso de acreedores, precisó Isolux Corsán, sin más precisiones.

El grupo estaba bajo un plan de reestructuración desde hace un año, y de 2015 a 2016, su volumen de negocio cayó de unos 2.200 millones de euros a 754 millones.

El pasado año, la pérdida fue de 1.360 millones de euros, y al cierre de abril, la deuda financiera total del grupo, incluyendo las filiales que no se acogieron al concurso de acreedores, era de 1.270 millones.

Ante estas cifras, el grupo propuso en mayo un plan de viabilidad, consistente en separar sus actividades rentables de aquellas no estratégicas.

Según CCOO, dicho plan equivaldría a reducir en un 75% el personal del grupo, es decir, la destrucción de 2.800 empleos.

Por su lado, Isolux Corsán cifró en cerca de 2.000 el número de puestos de trabajo que podrían perderse, de los cuales 1.100 en España.

Isolux Corsán está en 35 países, entre ellos España, México, Brasil e India. Gestiona entre otros líneas eléctricas de alta tensión, centrales fotovoltaicas y estacionamientos.

También está presente en los sectores de la construcción y las infraestructuras de transporte (aeropuertos, autovías, ferrocarriles).

El estallido de la burbuja inmobiliaria en España a partir de 2008 hizo caer importantes grupos del sector, como la promotora Martinsa-Fadesa, que quebró en 2015, dejando una deuda de casi 7.000 millones de euros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP