Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un policía sirio patrullando el antiguo oasis que fue Palmira, ciudad histórica siria, en manos del grupo Estado Islámico (EI), el 14 de marzo de 2014

(afp_tickers)

El ejército sirio se preparaba el miércoles para tomar por asalto la ciudad de Palmira (centro), controlada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), en vísperas de una pausa en las negociaciones indirectas entre la oposición y el régimen sirio en Ginebra.

En el marco de los esfuerzos diplomáticos para lograr una salida al conflicto, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, llegó el miércoles a la capital rusa donde se reunirá el jueves con el presidente Vladimir Putin para avanzar en la solución del conflicto sirio que ha dejado más de 270.000 muertos y millones de refugiados desde 2011.

Las negociaciones de Ginebra, que se iniciaron hace 10 días y se acaban el jueves, fueron posibles gracias a un alto el fuego, apoyado por Estados Unidos y Rusia, que se va manteniendo desde hace cerca de cuatro semanas.

Esta tregua, sin embargo, no se aplica a los grupos yihadistas y Damasco emprendió una ofensiva a principios de marzo para retomar Palmira.

El miércoles, las fuerzas del régimen, con el apoyo de la aviación rusa, se hallaban "a 800 metros de Palmira", conocida como "la perla del desierto", según una fuente de seguridad siria.

"El ejército está por lanzar la batalla de liberación de la ciudad", precisó esta fuente a la AFP.

Esta batalla es capital para el régimen puesto que el control de la zona de Palmira le permitiría retomar el desierto sirio y avanzar hacia al este, hacia la frontera con Irak, controlada por los yihadistas.

Por su parte, el enviado especial de la ONU en Siria, Staffan de Mistura, pidió "la ayuda de Kerry y Lavrov". "Probaron en el pasado --y espero que lo volverán a hacer en el futuro-- que cuando comparten las mismas perspectivas, esto ayuda mucho al proceso", agregó, en referencia a la tregua.

No obstante, si bien han auspiciado la tregua y el proceso de paz, Estados Unidos y Rusia están en desacuerdo sobre el futuro de Asad.

Washington considera que su renuncia es una condición necesaria para lograr el éxito de las negociaciones. Para Moscú, sólo los electores sirios tienen derecho a decidir si Asad permanece en la presidencia o la abandona.

El opositor ACN (Alto Comité de Negociaciones) espera que "un mensaje firme sea enviado al presidente Bashar Al Asad tras esta reunión: no puede seguir paralizando la transición política que el pueblo sirio pide".

- 'Falsa lectura' -

Al intervenir militarmente en Siria a fines de septiembre, Rusia permitió a Asad retomar una parte del territorio hasta entonces en manos de los opositores.

"Si los rusos dejan a Bashar, se hunde", estima la analista Agnès Levallois, especialista de Oriente Medio.

Es una "falsa lectura", declaró a la AFP el negociador jefe del régimen sirio, Bashar al Jaafari, para quien las grandes potencias no tienen que interferirse en las discusiones intersirias.

"Cuando decimos que el diálogo es intersirio sin intervención exterior, esto se aplica a los rusos y a los estadounidenses", estimó.

Según la hoja de ruta fijada por la ONU, las negociaciones de Ginebra tendrían que dar lugar en los próximos seis meses a un "órgano de transición", capaz de elaborar una nueva Constitución y de organizar elecciones antes de los 18 meses.

Por último, el régimen sirio dio su visto bueno para que la ayuda humanitaria llegue a las zonas sitiadas, pero sigue rechazando el acceso a dos feudos rebeldes, Duma y Daraya, declaró el miércoles un alto responsable de la ONU.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP