AFP internacional

Una combinación de imágenes creada en Londres el 31 de mayo de 2017 muestra al entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, y a su par de la Juventus, Massimiliano Allegri

(afp_tickers)

Por una parte, uno de los clubes más poderosos del planeta, el Real Madrid, el defensor del título europeo. Por el otro, la Juventus de Turín, con el estatus de aspirante. La final de la Liga de Campeones el sábado en Cardiff pone frente a frente dos entidades con recursos muy diferentes, pero con la misma ambición.

- El Real Madrid, una máquina de hacer dinero -

El recién proclamado campeón de la Liga española ha sido destronado por el Manchester United como el club con más ingresos del mundo, según el gabinete Deloitte. Hacía 11 años que el equipo 'merengue' era la locomotora.

Con 620 millones de euros de cifra de negocios en la temporada 2015-2016, el Real Madrid sigue en cualquier caso en el top tres mundial.

Su presidente, Florentino Pérez, asegura que el club blanco continuará siendo "un líder en el plano económico", pese a su estatus tan particular: como el FC Barcelona, el Real Madrid no es propiedad de un inversor, sino que pertenece a sus hinchas, a los socios.

De regreso a la presidencia en 2009 tras un primer mandato (2000-2006), Florentino Pérez ha consolidado un modelo en su política de fichajes: contratar grandes nombres que la prensa bautizó como 'galácticos'.

"Soy de los que creen que si el Madrid tiene los mejores jugadores del mundo cada uno en su puesto, lo de los ingresos no será un problema", afirmó Pérez en una entrevista con la AFP en diciembre.

Desde la contratación de Gareth Bale en 2013 por una cifra que rondó los 100 millones de euros, el Real Madrid parece apostar más por jóvenes con gran potencial, como el español Marco Asensio o el noruego Martin Odegaard.

Recientemente, el Real también pagó 40 millones de euros, según la prensa, para hacerse con el joven brasileño Vinicius Junior, de apenas 16 años, a partir de julio de 2018.

Económicamente, el otro gran asunto de la presidencia de Pérez es la renovación del estadio Santiago Bernabeu, aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Madrid y calculada en 400 millones de euros.

La operación, que dotará al estadio de un techo retráctil, un hotel y un centro comercial, será financiada por entero por un patrocinador que será una de las marcas del fondo IPIC de Abu Dabi.

Ello permitirá al Real Madrid aumentar todavía más sus cuantiosos ingresos.

- La Juventus, un paso por detrás -

La Juventus de Turín es, de lejos, el club italiano más rico y el más sano financieramente, pero sus cifras quedan lejos de las del Real Madrid.

Según la web especializada Calcio e Finanza, la cifra de negocios del conjunto turinés pasó en los cinco últimos años de 213 millones de euros a 387 millones de euros al final de la temporada 2015-2016.

Las principales diferencias entre los dos equipos se apoyan sobre todo en cuestiones relacionadas con los ingresos comerciales y el marketing, además de los referidos al estadio, ya que el Santiago Bernabéu de Madrid es el doble de grande que el Juventus Stadium de Turín.

El director deportivo del Inter de Milán, Piero Ausilio, analiza fríamente la potencia de su intratable adversario en el campeonato italiano: "Después de descender (a la Serie B en 2006 tras el escándalo de partidos amañados del Calciopoli) trabajaron siguiendo un plan de negocio preciso (...), construyeron su propio estadio y trabajaron el desarrollo comercial".

"Consiguen todo eso con continuidad y por eso marcan diferencias con el resto", estima. Dicho de otra forma: el modelo al que aspira la 'Juve' y que está buscando construir es el de gigantes como el Real Madrid, el Bayern o el Barça.

Otros clubes europeos intentan acercarse a los clubes más ricos, como el París Saint-Germain, en Francia, o el Atlético de Madrid, en España, pero la Juventus tiene una virtud: acostumbra a acertar en el mercado de fichajes y sabe vender muy bien.

Su cifra de negocios le ha permitido invertir grandes cantidades en fichajes de renombre (Gonzalo Higuaín, Miralem Pjanic), pero también ha conseguido interesantes incorporaciones gratuitamente o por poco dinero en épocas recientes (Andrea Pirlo, Paul Pogba, Dani Alves, Sami Khedira).

¿Pero será suficiente ese buen instinto para derrocar al rey de Europa?

AFP

 AFP internacional