Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del conglomerado Fosun, propietario del Club Med, Guo Guangchang, el 25 de junio de 2015 en Hangzhou

(afp_tickers)

El presidente del conglomerado chino Fosun, propietario del Club Med, reapareció este lunes ante los accionistas del grupo tras varios días de enigmática "desaparición", durante la cual cooperó en una investigación de las autoridades, informaron varios medios locales.

Guo Guangchang, magnate de 48 años y figura emblemática del empresariado chino, animó este lunes la asamblea anual de accionistas de Fosun, según las fotos publicadas por la revista financiera china Caijing, reconocida por la seriedad de sus informaciones. En las fotos se ve a Guo con un traje gris, tomando la palabra ante por lo menos 100 personas. Acogido entre aplausos, dijo estar "convencido de que Fosun será aún más floreciente el año próximo", sin mencionar lo ocurrido en los últimos días, según Caijing.

Caixin, otra revista china, anunció la semana pasada que Guo "ya no podía ser contactado" por su empresa, lo que alimentó especulaciones sobre una posible investigación en su contra.

El artículo cayó como una bomba y la preocupación aumentó cuando el viernes se suspendió la cotización de las empresas del conglomerado en las Bolsas de Hong Kong y Shanghai.

Fosun publicó finalmente la noche del viernes al sábado un comunicado tardío para afirmar sencillamente que Guo Guandchang estaba "ayudando en unas investigaciones de las autoridades judiciales" chinas.

- El mercado, preocupado -

Caijing indicó este lunes, citando a "múltiples fuentes" no identificadas, que el magnate "terminó su cooperación" con las autoridades y "regresó a su casa sano y salvo". Un eufemismo para sugerir que no está concernido directamente por las investigaciones en marcha.

Contactada por AFP, Valentina Wu, portavoz de Fosun, no quiso confirmar que Guo haya terminado definitivamente de "cooperar" con las autoridades.

En China es habitual enterarse de la "desaparición" de un dirigente público o de empresa antes del anuncio formal de una investigación de la policía, las instancias reguladoras o la poderosa autoridad anticorrupción del Partido Comunista.

En cualquier caso, la vuelta al trabajo del magnate no bastó para tranquilizar a los inversores. Las filiales del conglomerado volvieron a cotizar este lunes en las bolsas de Hong Kong y Shanghai, con fuertes caídas.

En la plaza hongkonesa, Fosun International, la empresa de inversión del conglomerado, cerró con una caída de 9,45%, mientras que Fosun Pharmaceutical perdió 12,05%, y un 3,77% en Shanghai.

El portal web de información Sohu indicó el viernes que el magnate estaba siendo interrogado como parte de una investigación anticorrupción contra Ai Baojun, vicealcalde de Shanghái y director de la zona franca de la ciudad.

Otra posibilidad es que la "cooperación" de Guo Guangchang tenga que ver con las múltiples investigaciones abiertas actualmente contra el sector financiero (reguladores y firmas de corretaje), unos meses después del espectacular crac de las bolsas locales.

Fosun es una de las mayores empresas privadas de China, y el propio Guo Guangchang es la 17ª persona más adinerada del país, con una fortuna de 5.600 millones de dólares, según la agencia Bloomberg.

Presente en un amplio abanico de sectores, desde la construcción hasta los seguros pasando por el ocio y la siderurgia, el conglomerado es conocido también por sus sonadas adquisiciones en el extranjero.

Después de dos años de dura batalla, logró hacerse con el control del Club Med, especialista francés de los clubes de vacaciones, a principios de 2015.

Igualmente adquirió un 5% del touroperador británico Thomas Cook, una participación en el 'Circo del Sol' canadiense, y compró empresas de seguros en Estados Unidos y Portugal.

AFP