Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas prestan apoyo al soldado británico Alexander Blackman, en el exterior de un tribunal de Londres, después de conocer su sentencia, el 28 de marzo de 2017

(afp_tickers)

La justicia británica rebajó este martes la pena, de cadena perpetua a siete años, a un militar británico que en 2011 mató a un talibán herido mientras recitaba a Shakespeare.

Esto significa que el sargento de los marines Alexandre Blackman podría salir en libertad condicional en poco tiempo, tras haber pasado tres años y medio en la cárcel.

"Como cualquier otra persona condenada a una determinada pena, su puesta en libertad llega normalmente una vez cumplida la mitad de la sentencia", dijo el juez Robert Thomas.

Blackman, de 42 años, fue condenado en noviembre de 2013 a cadena perpetua con un mínimo de diez años en la cárcel.

Sin embargo, hace una semana, un tribunal de apelaciones rebajó su delito a homicidio con responsabilidad disminuida, apoyándose en circunstancias atenuantes, y abrió así la puerta a su libertad condicional.

El militar presentaba un historial impecable hasta el 15 de setiembre de 2011. Aquel día, en la provincia afgana del Helmand, Blackman disparó a quemarropa a un insurgente talibán, previamente herido por un helicóptero Apache.

"Despójate de esta envoltura mortal, imbécil", declamó el sargento, citando el monólogo de 'Hamlet' —el "imbécil" fue de cosecha propia—, antes de disparar su pistola 9 mm, según las imágenes grabadas por una cámara colocada en el casco de otro soldado.

"Evidentemente, esto queda entre nosotros, muchachos. Acabo de violar la Convención de Ginebra", dijo a continuación el sargento, citando la ley internacional sobre el trato a los prisioneros de guerra.

AFP