Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Edificios destrozados en Darat Azzah, al oeste de Alepo, importante ciudad del norte de Siria, tras bombas atribuidas a las fuerzas del régimen sirio, el 7 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Rebeldes sirios, entre ellos milicianos de la minoría turcófona de Siria, retomaron el control de dos aldeas del norte del país de manos del grupo Estado Islámico (EI), informaron este sábado fuentes coincidentes.

El ataque contra las aldeas de Harjaleh y Dalha, situadas en el norte de la provincia de Alepo, se llevó a cabo con apoyo de aviones de la coalición militar antiyihadista dirigida por Estados Unidos, informaron la agencia de prensa progubernamental turca Anatolia y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Anatolia presentó esta ofensiva antiyihadista como la primera etapa para crear una "zona de seguridad" destinada a acoger a los desplazados y refugiados sirios, reclamada desde hace tiempo por el gobierno islamoconservador turco. Hasta la fecha, Estados Unidos se opone a ese proyecto.

La agencia turca precisó que la ofensiva antiyihadista había sido encabezada por milicias turcomanas, con apoyo de seis F-16 turcos, así como cuatro F-15, un AC-130 y tres drones estadounidenses.

Al menos 70 combatientes yihadistas murieron durante los combates, en plena noche, según Anatolia.

El OSDH no detalló las fuerzas aéreas que participaron en la operación y precisó que los combates violentos continuaban el sábado en los alrededores de las dos aldeas.

Estados Unidos y Turquía anunciaron en los últimos días su voluntad de expulsar a los yihadistas del extremo norte de Siria, una franja de un centenar de kilómetros a lo largo de la frontera turca entre Mara y Jarablus.

AFP