Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Bomberos yemeníes luchan contra las llamas provocadas por una explosión cerca de un puesto de seguridad en Adén, puerto del sur del país, el 14 de noviembre de 2017

(afp_tickers)

La Autoridad de Aviación Civil en la capital de Yemen, controlada por los rebeldes hutíes, afirmó este martes que un ataque aéreo, atribuido a los saudíes, había destruido el sistema de navegación del aeropuerto de Saná.

Por otra parte, 10 personas murieron y varias resultaron heridas este martes en un ataque con un coche lleno de explosivos contra un puesto de seguridad en Adén, la segunda ciudad del país, reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

El ataque de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita en Saná provocó "la destrucción total del sistema de navegación por radio [...], interrumpiendo los únicos vuelos hacia el aeropuerto de Saná, es decir, los de Naciones Unidas y otras organizaciones humanitarias internacionales", aseguró la autoridad en un comunicado citado por la agencia rebelde Saba.

Desde el lanzamiento de un misil a principios de noviembre por parte de los rebeldes chiitas hutíes, interceptado sobre la capital saudita, la coalición árabe acusó a Irán de proporcionar este tipo de misiles a los rebeldes y reforzó el bloqueo marítimo, aéreo y terrestre en torno a Yemen.

Entre tanto en Adén, "ocho miembros de las fuerzas de seguridad y dos civiles murieron en la explosión de un coche bomba en el céntrico barrio de Abdelaziz", declaró a la AFP el jefe de seguridad de la ciudad, Shalal Shaya.

"Hay numerosos heridos, algunos en estado grave", dijo.

El grupo yihadista EI reivindicó la acción a través de la aplicación de mensajería Telegram, asegurando que se trataba de un ataque suicida llevado a cabo por un kamikaze yemení.

En el puesto de seguridad atacado había fuerzas yemeníes entrenadas por Emiratos Árabes Unidos, uno de los pilares de la coalición liderada por Arabia Saudí, que interviene en la guerra civil en Yemen desde marzo de 2015.

Esta coalición lucha en dos frentes: en el norte, libra una guerra, en apoyo de las fuerzas gubernamentales, contra rebeldes acusados de vínculos con Irán y que controlan la capital, Saná; y en el sur combate a los yihadistas de Al Qaida y del grupo EI.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP