Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en una reunión ministerial para debatir nuevas medidas contra el zika, el 1 de febrero de 2016 en el Palacio Planalto de Brasilia

(afp_tickers)

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo este martes que su Gobierno se concentrará en 2016 en paliar la crisis económica que hundió al país en la recesión y en un masivo plan para frenar al virus zika, ligado a un brote de malformaciones congénitas en recién nacidos.

Durante la apertura del año legislativo, Rousseff pidió colaboración a los legisladores, tras un año regado de enfrentamientos y anticipó proyectos para reformar el sistema de seguridad social, recortar el gasto público y crear un impuesto a las transacciones financieras para borrar el rojo de las cuentas públicas.

"Una crisis es un momento muy doloroso para ser desperdiciado", resumió Rousseff al pedir al Congreso que ayude a su Gobierno izquierdista, cuya popularidad también se desmoronó golpeada por la metralla de escándalos de corrupción en la estatal Petrobras, que asedian al Partido de los Trabajadores (PT) de la mandataria.

"Brasil precisa de la contribución del Congreso nacional para dar consistencia a la cuestión fiscal y al crecimiento de la economía", dijo.

Y a seis meses de los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica, en Rio de Janeiro, la mandataria dijo que no "faltarán recursos" para luchar contra el mosquito Aedes aegypti, que transmite el zika y que los científicos sospechan que está vinculado con un brote de microcefalia, una dolencia irreversible que puede generar graves consecuencias motoras e intelectuales a las personas.

El Gobierno, que recomendó que las embarazadas no viajen al país, movilizará 220.000 hombres de las fuerzas armadas en febrero para intentar controlar la crisis con fumigaciones y revisiones de predios abandonados que se hayan convertido en criaderos de mosquitos.

La OMS declaró el lunes la emergencia internacional por el aumento de los casos de microcefalia, que pasaron a 270 confirmados, con más de 3.400 aún en estudio, desde los 146 registrados en 2014.

"También estamos preparando la red de salud para garantizar una atención rápida y eficiente de los niños afectados por la microcefalia", dijo.

El año 2015 fue un año muy duro para la mayor economía regional. Al compás de una disputa que llevó a la apertura de un pedido de destitución contra Rousseff, un proceso que aún está en ciernes, la economía de Brasil se derrumbó un 3,1% y proyecta caer un 1,9% este año.

En ese derrotero, el país perdió el grado de inversión y sus bonos entraron en la categoría "basura".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP