La policía francesa registró el jueves el domicilio francés del expatrón de Renault, Carlos Ghosn, como parte de la investigación centrada en la financiación de su boda en el castillo de Versalles, indicó la fiscalía de Nanterre (afueras de París).

Los policías de la Oficina central de lucha contra la corrupción y las infracciones financieras y fiscales (Oclciff) acudieron al domicilio situado en Etang-la-Ville, en el oeste de París, en el marco de la investigación preliminar abierta tras una denuncia de Renault a principios de febrero, según la misma fuente.

Detenido en noviembre en Tokio, tras una investigación interna del fabricante japonés Nissan, el magnate del automóvil tiene cuatro cargos en su contra en Japón, dos por diferentes abusos de confianza con agravante, y dos por ocultación de ingresos en documentos bursátiles.

Ghosn se encuentra en arresto domiciliario en la capital japonesa a la espera de su juicio.

La fiscalía de Nanterre abrió una investigación sobre la financiación de su suntuosa boda en Versalles, que tuvo lugar en octubre de 2016.

Ghosn habría alquilado el castillo y el Grand Trianon (en el mismo sitio) para organizar su boda, con un coste de 50.000 euros, a cambio de una convención de mecenazgo firmado entre los gestores públicos del castillo y el constructor automovilístico francés.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes